Sorpresa en las formaciones de Boca y River para la primera Superfinal

Sorpresa en las formaciones de Boca y River para la primera Superfinal

En un hecho insólito e inédito, el 24 de junio de 1984 el equipo Xeneize alquiló el Monumental para jugar como local ante River, como lo hizo para varios encuentros de ese año.

Angelici (Presidente de Boca), Domínguez (CONMEBOL), Tapia (AFA) y D'Onofrio (River).

El partido terminó 2-2 con goles anotados por el peruano Víctor Benítez y el brasileño Valentim para el visitante, y el brasileño Moacir y del español Pepillo para el anfitrión. El equipo 'millonario' se mudó de la Dársena Sur a Sarandí, en 1906, a un predio cedido por José Bernasconi, director de los almacenes navales Dresco.

El fino mediocampista fichó con el Mónaco de Francia después de ganar diversos torneos con el River Plate; pero en el 2003, el nuevo técnico moniqués, Didier Deschamps no lo tomó en cuenta, así que regresó al River, donde en 2006, Daniel Passarella lo descartó de su alineación titular. La expectativa por los cruces entre Boca y River trascendió las fronteras, los partidos son noticia en todo el mundo y al menos periodistas de 25 países solicitaron un lugar para presenciar la ida, que se jugará mañana en la Bombonera. El hombre recuerda que fue él quien le recomendó a un amigo que se casara en noviembre, sin imaginarse que ese día caería justo en la fecha de uno de los partidos más importantes en la historia del fútbol arrgnetino. Junto al mediocampista mundialista seguiría Ignacio Fernández, pese a que bajó su nivel en el último tiempo, acompañado por el juvenil Exequiel Palacios -uno de los puntos altos en la reciente victoria de River sobre Boca por la Superliga-, con el "Pity" Martínez unos pasos más adelante, como engache.

Fueron muchos los jugadores que vistieron ambas camisetas a lo largo de la historia pero Norberto Menéndez fue el que más veces fue campeón. Tres con la 'banda roja' (1955, 1956 y 1957) y otras tres con la 'azul y oro' (1962, 1964 y 1965).

Boca y River llegaron líderes a aquel 9 de diciembre de 1962. "No se podía andar por la calle, estaba toda la gente enloquecida".