Los Mossos detienen a un francotirador que quería matar a Pedro Sánchez

Los Mossos detienen a un francotirador que quería matar a Pedro Sánchez

Los Mossos d'Esquadra han detenido a un vigilante de seguridad, excelente tirador, que presuntamente planeaba matar al presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, según ha informado la policía catalana. Ocurrió precisamente en un grupo de Whatsapp, donde el hombre buscaba cómplices para acabar con la vida de Pedro Sánchez. Se le investiga por amenazar en un grupo de WhatsApp con atacar a Sánchez después del anuncio del Gobierno de que serán exhumados los restos de Franco del Valle de los Caídos, según ha avanzado el diario Público. La espoleta de sus ideas fue la intención del Gobierno de exhumar a Franco.

El portavoz de Mossos ha destacado que se comunicó la investigación inmediatamente al servicio de seguridad de la Moncloa y a la Guardia Civil, a quien corresponde el control de armas, y que pasaron de dos a cuatro días entre la denuncia y la detención.

Fuentes del Ejecutivo han confirmado que la seguridad del presidente en ningún caso se ha visto comprometida, y han señalado que "este tipo de amenazas es una constante", a la que, no obstante, no hay que acostumbrarse.

Por su parte, el líder de Podemos, Pablo Iglesias, ha criticado a la Audiencia Nacional por no actuar en el caso del francotirador que quería atentar contra Sánchez y ha aprovechado para extender su crítica a otras decisiones judiciales. El 4 de octubre, el Juzgado de Instrucción 3 de Terrassa, que instruye el caso, ratificó la prisión provisional comunicada y sin fianza; y mantiene la causa abierta por los citados delitos. Manuel fue campeón de España de 100 kilómetros entre los años 1993 y 1996, compitiendo con el club de atletismo de Rubí (Barcelona). Los Mossos decidieron actuar al descubrir que era un gran tirador.

A lo largo de su relato afirma en diversas ocasiones que son cosas que se dicen "entre amigos", que no tienen "ninguna importancia", que era "hablar por hablar" y que se trataba de "una fantasía estúpida provocada por la ingesta de alcohol".

Además, los agentes encontraron en el domicilio del detenido un arsenal de 16 armas cortas y 6 armas largas.

El hombre acusado de planear el asesinato del presidente del Gobierno de España, Pedro Sánchez, ha declarado que escribió los mensajes cuando estaba ebrio y añade: "Lo hice para quedar de patriota con una chica".

Como ejemplo de este apoyo logístico, Oliva ha precisado que podía tratarse de tener acceso a la agenda oficial del presidente hasta tener un medio para huir tras la acción o algún espacio donde esconderse para no ser capturado.