En una cueva en Borneo hallan imagen más antigua de animal

En una cueva en Borneo hallan imagen más antigua de animal

La pintura rupestre más antigua está en una cueva de la isla indonesia de Borneo y tiene unos 40.000 años de antigüedad, según una investigación de la Universidad Griffith de Queensland (Australia), que atribuye estos dibujos a los "artistas de la edad del hielo".

El equipo dirigido por Maxime Aubert se dedica ahora a clasificar los miles de dibujos en varias etapas de aparición y explicaron que los más antiguos, de hace 51.800 años, son los de animales rojizos anaranjados así como los contornos de manos en la cueva de Lubang Jeriji Saléh; mientras que los más recientes son los de color mora y creen que se crearon hace 20.000-21.000 años.

Con esto se confirma que el arte rupestre apareció por primera vez en Borneo hace entre 52 mil y 40 mil años, aproximadamente al mismo tiempo que el arte más antiguo conocido de Europa atribuido a los humanos modernos. Todos los dibujos antiguos están pintados de rojo. Entonces salió a la luz un enorme tesoro de pinturas prehistóricas, incluidas miles de representaciones de manos humanas, animales, signos, símbolos abstractos y motivos relacionados. El buey ensartado, de color naranja rojizo y pintado con el dedo o una brocha, sería el primer dibujo figurativo conocido, pero no la primera obra de arte figurativa.

Hace 40.000 años, durante la última glaciación, Borneo no era una isla, sino la punta oriental del continente euroasiático, según subraya el equipo de Aubert, de la Universidad Griffith, en Southport (Australia). "Al Homo sapiens, culturalmente, lo define el arte", opina María Martinón Torres, directora del Centro Nacional de Investigación sobre Evolución Humana, en Burgos.

"Está claro que en torno a los 50.000-60.000 años hay una población que tiene capacidad simbólica clara y entre las manifestaciones de esta capacidad simbólica está el arte rupestre". "Parece que el arte rupestre temprano se desarrolló en un tiempo similar en las esquinas opuestas de Eurasia: uno en Europa y otro en Indonesia", apunta el arqueólogo. A su juicio, el hallazgo de Borneo "rompe la visión eurocentrista de que el arte surgió en Europa". Las obras indonesias confirman que el arte refinado no fue un fenómeno específico de Europa.

"El origen del arte figurativo supone un salto cognitivo". Los autores han datado mediante la técnica del uranio-torio -que permite establecer la antigüedad de la costra de calcita que cubre las paredes de una gruta- pinturas de cuatro cuevas e identificado tres fases que abarcarían unos 30.000 años.