Niña de 10 años mata a bebé para que deje de llorar

Niña de 10 años mata a bebé para que deje de llorar

El 30 de octubre pasado, médicos fueron solicitados en una guardería domiciliaria en Tilden, pues un bebé no reaccionaba y sangraba de la cabeza.

Esposada y con un cinturón de cuero alrededor de su cintura para mantenerla retenida, la menor sollozó al comparecer el lunes ante una corte del condado de Chippewa.

La ley de ese estado norteamericano exige que en la primera instancia la niña enfrente a los jueces para adultos. Rápidamente se estableció a una niña de 10 años (cuyo nombre no trascendió por ser menor de edad) como la principal sospechosa.

Incluso, la niña admitió haber lastimado al bebé, pero declaró que lo estaba sosteniendo cuando lo dejó caer al piso. Murió el 1º de noviembre en un hospital. El bebé fue inmediatamente trasladado a un hospital, donde el personal médico no pudo hacer nada por salvar su vida y determinó que sus heridas no se correspondían con un accidente. Los investigadores entrevistaron a cuatro personas en el hogar y la niña, que vive con padres de crianza temporal en la casa, "confesó su participación en la situación", dijo Kowalczyk.

Cuando el bebé lloró, entró en pánico y pisoteó la cabeza del niño, informó el alguacil.

Si bien los padres biológicos de la niña estaban con ella en el tribunal, las autoridades dijeron que la habían retirado de su hogar en septiembre y había sido colocada en un hogar de acogida con la misma familia que también dirige la guardería infantil donde se produjo la muerte del niño.

Su fianza fue fijada en 50,000 dólares.

La acusada contó que vio caer al niño y como no dejaba de llorar "le pateó la cabeza repetidamente".

"A ella le gustaría regresar a casa y, dada su edad, eso puede ser apropiado", dijo el abogado defensor Kirby Harless al Star Tribune y señaló que la menor se presentará en las siguientes audiencias.