Honduras y Guatemala buscan condenar incitadores de caravana migrante

Honduras y Guatemala buscan condenar incitadores de caravana migrante

Los presidentes de Honduras y de Guatemala, Juan Orlando Hernández y Jimmy Morales, respectivamente, coincidieron hoy en que se debe investigar y condenar a las personas que organizan las caravanas de migrantes que viajan a Estados Unidos.

La reunión se cumple en la Casa Presidencial de Honduras.

En una comparecencia junto a su homólogo de Guatemala, Jimmy Morales, el mandatario hondureño detalló que "hablé con el secretario de Estado, Mike Pompeo, el equivalente al canciller del Gobierno de Estados Unidos, pues es allí donde se definen las relaciones bilaterales entre dos países, no es en un mitin de campaña política".

"La cooperación técnica en este asunto debe ser con un enfoque de acción entre los países afectados para avanzar con base en la ley y las evidencias con las acciones procesales correspondientes", precisó.

Hernández indicó que "Honduras no administra los recursos, si es que llegan, los administran las agencias de Estados Unidos", al igual que en Guatemala.

Las autoridades capitalinas se preparan para recibir hasta 5.000 migrantes en el estadio, que tiene una capacidad para albergar a 6.000 personas.

Varios de estos migrantes han retornado a sus países, mientras que otros han permanecido en México.

Además, señaló que los cinco gobiernos deben trabajar, unidos, para generar las oportunidades que no existen en el Triángulo Norte y que miles de ciudadanos de esta región -una de las más violentas, a nivel mundial- optan por buscar en Estados Unidos.

Magarín subrayó que "migrar en este momento no es la mejor alternativa", e insistió a las familias de El Salvador a que "se pongan en contacto con las instituciones de Gobierno y con las municipalidades para resolver sus necesidades" en el país, sin tener que irse al extranjero.

El norte de Centroamérica atraviesa una nueva crisis migratoria desde que el pasado 13 de octubre miles de hondureños salieron en caravana desde la ciudad de San Pedro Sula, en el norte de Honduras.

Por territorio guatemalteco han transitado los centroamericanos con destino a la frontera con México, pese a la advertencia del presidente de Estados Unidos, Donald Trump, de que no los dejará ingresar a su país.

En tal sentido, ha ordenado la movilización de aproximadamente siete mil efectivos militares hacia la Frontera Sur estadounidense -el límite de 3,155 kilómetros con México- para detener el avance de los caminantes.