El desfile más polémico de Victoria’s Secret

El desfile más polémico de Victoria’s Secret

Por muchas pasarelas que congreguen público y profesionales, no hay nada igual que el show de Victoria's Secret.

Después de trasladarlo el año pasado a China, donde buscaba afianzar el mercado y tuvo problemas con visados de modelos y artistas, hoy la marca de moda devolvió el "show" a la misma Gran Manzana de su debut en 1995.

¿Pero qué lo hará tan especial?

A la corta edad de 19 años, Adriana Lima llegó a la pasarela de Victoria's Secret en 1999 y sólo un año después se le otorgó el nombramiento de ángel.

Este año, la firma de lencería le dio sus deseadas alas a Stella Mawell, Duckie Thot, Candice Swanepoel, Devon Windsor, Behati Prinsloo, Bella Hadid, entre otras.

Por la alfombra fucsia de Nueva York esta mañana no pasaron modelos españolas, pero sí la sueca Elsa Hosk, elegida para lucir el sujetador que más miradas atrae: el "Fantasy", diseñado por Swarovski, recubierto con 2.100 diamantes y con un valor de un millón de dólares.

Ha vuelto a la ciudad que más veces ha visto volar a los ángeles de Victoria's Secret.

La modelo cerrará el desfile de este año con unas alas dramáticas, que sin duda resaltarán sus 20 años de experiencia en las pasarelas.

Gisele Bündchen se convirtió en una de las modelos más emblemáticas de la compañía; sin embargo, en 2006, luego de siete años trabajando con Victoria's Secret, no renovó su contrato y dejó la empresa, decisión que causó conmoción, pues nadie entendía las razones que la llevaron a tomarla.