Dos vuelos cancelados de Aeroparque hacia Comodoro por asambleas

Dos vuelos cancelados de Aeroparque hacia Comodoro por asambleas

Al mismo tiempo, se informó que los pasajeros afectados podrán elegir otras fechas o destinos durante 30 días por la misma vía que los compraron.

"Estamos haciendo una retención de tareas porque no se pagó la totalidad del salario de octubre y la empresa está incumpliendo el acuerdo paritario del año pasado", dijo esta mañana Mateo Ferreira, secretario de APLA.

La medida de fuerza es llevada adelante por los gremios de pilotos (APLA y UALA), así como el personal de tierra agrupado en la Asociación del Personal Aeronáutico (APA), los técnicos de APTA y la Unión del Personal Superior (UPSA).

La empresa confirmó que el reclamo ya afectó a 10.000 pasajeros, pero que "en la medida que las asambleas se extiendan, los vuelos cancelados o demorados podrían ser más aún".

Si bien el estallido de este conflicto fue motivado por un reclamo salarial, el trasfondo está conformado por la guerra de los gremios a la política aerocomercial del Gobierno y el permiso para el ingreso de las líneas de bajo costo.

Asimismo, aseguró que la Argentina "empieza a ser de verdad un país federal", gracias al crecimiento de los "vuelos entre provincias y hacia el exterior". "Están afanándose los cielos, como hicieron en los 90", alertó Biró, en declaraciones a radio del Plata en horas de la mañana.

Cirielli agregó que por la crisis del sector "ya se han devuelto seis aeronaves entre LAN y Andes, lo que implica menos puestos de trabajo, y las han devuelto porque la revolución propiciada por este Gobierno es falsa. No están entendiendo el desafío que tenemos de que sea una empresa sustentable", señaló Dietrich.

Y, apuntó que "la verdad es que la mayoría de las aerolíneas que hoy funcionan acá y en el mundo hoy día no requieren que sus ciudadanos pongan plata todos los meses".

Crítico con lo ocurrido, el presidente de Argentina, Mauricio Macri, pidió en un discurso a los sindicatos de Aerolíneas Argentinas sentarse a negociar para que se pueda "volar sin pedirle plata (dinero) al resto de los argentinos".

Indicó que no obstante el aumento de la oferta aérea en el país "menos del cuatro o cinco por ciento" usan los aviones y por eso "no es justo que el 95% que no usan los aviones tengan que pagar para que Aerolíneas funcionen" y manifestó que "en el último mes el ministro (Nicolás) Dujovne tuvo que aportar 1.000 millones de pesos" para la aerolínea estatal.