La decisión del Supremo sobre las hipotecas impulsa los bancos en bolsa

La decisión del Supremo sobre las hipotecas impulsa los bancos en bolsa

El Ibex 35 ha iniciado la sesión de este lunes con una subida del 0,25%, lo que ha llevado al selectivo a situarse en los 9.015,3 enteros a las 9.01 horas, en una jornada en la que la banca volverá a ser protagonista, pendiente del Tribunal Supremo, que estudia hoy si serán los bancos los que finalmente paguen el impuesto de hipotecas.

Entre las entidades bancarias, Santander se anotaba un 3,2078 por ciento, mientras BBVA subía un 2,8516 por ciento, Caixabank se revalorizaba un 3,9551 por ciento, Bankia se apuntaba un 4,7368 por ciento y Sabadell subía un 5,6452 por ciento.

Fuera del Ibex, Unicaja ha subido un 6,90% y Liberbank, un 5,33%.

La decisión del tribunal, que supone su segundo giro jurisprudencial en esta materia en menos de un mes, supuso que el sector bancario evite eventuales reclamaciones de los clientes hipotecarios por valor de miles de millones de euros.

El resto de bolsas europeas se mantenían también en terreno positivo, con avances del 1% en el caso de Franfort, del 1,33% en el de Londres y del 1,43% en París, tras conocer la victoria de los demócratas en las elecciones al Congreso de Estados Unidos.

Por otro lado, el barril de petróleo de calidad Brent, referencia para el 'Viejo Continente' se situaba en un precio de 71,57 dólares, mientras que el Texas se colocaba en los 61,82 dólares, tras la entrada en vigor de las sanciones de Estados Unidos a Irán.

Además de los grandes bancos, las compañías más capitalizadas, salvo Iberdrola, que ha sumado un 0,70 %, han terminado con descensos liderados por Telefónica, que ha perdido el 1,20 %, seguido de Inditex, con un 1,07 % y Repsol, un 0,45 %.

Por el contrario, en el lado de las subidas destacaba Siemens Gamesa, que se impulsaba un 14,5% tras presentar un beneficio neto de 70 millones de euros en su primer ejercicio fiscal desde su fusión, que culminó en abril de 2017, incluyendo el impacto de los costes de reestructuración e integración (176 millones).