El tirador, un gran atleta hijo de alcalde franquista

El tirador, un gran atleta hijo de alcalde franquista

La policía catalana, Mossos d' Squadra, detuvo a un ultraderechista que quería matar al presidente de España, Pedro Sánchez, luego del anuncio del gobierno de exhumar el cuerpo de Francisco Franco. El detenido es Manuel Murillo Sánchez, un francotirador de 63 años que pertenece al club de tiro del Vallés. De acuerdo con la información del citado medio, Murillo planeaba atentar contra el presidente como venganza por la orden de exhumación de los restos de Franco del Valle de los Caídos, y en su domicilio poseía un arsenal de 16 armas de fuego, con rifles de precisión y un subfusil de asalto. Fuentes del Gobierno han asegurado a Efe que la seguridad del presidente "en ningún caso se ha visto comprometida".

Y no se esperaban los Mossos lo que hallaron en su domicilio: 16 armas de fuego cortas y largas, incluido un fusil de asalto militar Cetme, un subfusil ametrallador checoslovaco Skorpion vz.

Así que este vigilante de seguridad privada -con licencia de armas por su profesión y su afición deportiva- empezó a buscar cómplices para acabar con ese "rojo de mierda" -como escribió en un grupo reducido de WhatsApp- con el que compartía uno de los apellidos. 61, y cuatro rifles de precisión, además en el coche guardaba dos pistolas, una modificada e ilegal. Murillo es un experto tirador, como demuestra que fuese el mejor de los que competían en el club de tiro olímpico del Vallés. Decía estar dispuesto a "sacrificarse por España", según ha adelantado este jueves el diario 'Público' y ha confirmado EL PERIÓDICO.

El 21 de septiembre el detenido ingresó en prisión por orden de un juzgado de Terrassa que lo investiga por conspiración para atentar contra autoridad, amenazas graves y tenencia ilícita de armas, entre otros cargos, informó el Tribunal Superior de Justicia de Cataluña. En los diversos whatsapps en los que lo dijo, buscaba ayuda logística: poder conocer la agenda del presidente, alguien que le dejase un piso, que le ayudase en la huida.

El sospechoso está actualmente en prisión incondicional en el Centro Penitenciario Brians-2, en Sant Esteve Sesrovires, cerca de Martorell, donde habría confesado nada más entrar sus intenciones de atentar contra Pedro Sánchez. Así, han tildado de "incidente" la detención de este hombre a mediados de septiembre y han incidido en que "este tipo de amenazas es una constante", a la que, no obstante, no hay que acostumbrarse. Manuel Murillo Sánchez fue capturado, tal y como revela el sumario (declarado secreto hasta hace pocos días) de un proceso que instruye el Juzgado número 3 de Terrasa (Barcelona), ciudad en la que nació y donde residía.