Rockeros reprochan a Trump uso de sus canciones en campaña

Rockeros reprochan a Trump uso de sus canciones en campaña

Rihanna ha dejado claro que no está de acuerdo con el presidente o su política. El compositor de "Happy" se levanto contra Donald por el uso no autorizado de sus canciones en un mitin político.

"No hubo nada 'feliz' respecto a la tragedia infligida a nuestro país el sábado y no se había concedido permiso para el uso de esta canción para este propósito", destaca el mensaje.

Guns N' Roses, junto con los Rolling Stones, Pharrell Williams y otros artistas, han solicitado formalmente que su música no sea usada en las reuniones de Trump - incluyendo el envío de cartas de cese al fuego y desistimiento - en vano.

Lo anterior, lo escribió el cantante, tras enterarse por tuiteros que el clásico "Sweet Child O' Mine' fue utilizado en un reciente acto de West Virginia". Axl ha acudido a Twitter para informar de que ha "pedido formalmente que su música no se use en mítines de Trump y otros eventos asociados".

En 2016 en un concierto en Sao Paulo Axl Rose cambió la letra de la canción "Civil War" para decir "vean el miedo que Trump está alimentando".

Después de que apareciera en el Washington Post que su canción Don't Stop the Music estaba sonando en un acto de Donald Trump con Marsha Blackburn, la cantante de Barbados escribió en Twitter que "ni ella ni su gente se acercarían jamás a uno de esos trágicos mítines". Poco antes de responder al tuit de Rucker, se dirigió a Instagram para recordarle a sus seguidores en Florida que acudieran a las urnas el martes, instándoles a votar por el demócrata Andrew Gillum para gobernador y votar sí por la Enmienda 4, que busca restaurar los derechos de voto para ex-contras.

Y la lista incluye a numerosas otras estrellas o sus herederos. GNR like a lot of artists opposed to the unauthorized use of their music at political events has formally requested r music not b used at Trump rallies or Trump associated events.