México baja de ranking tras cancelación de NAICM

México baja de ranking tras cancelación de NAICM

En tanto que la agencia Moody´s también reitero este miércoles el efecto negativo de la cancelación del NAIM en las inversiones, pero fue más cauta al señalar que la depreciación del peso, por el momento, no tiene un efecto negativo de tipo fiscal.

Derivado de la incertidumbre por las políticas del próximo gobierno, mediante un comunicado, la calificadora indicó, "la revisión de perspectiva de estable a negativa refleja el deterioro en el balance de riesgos que enfrenta el perfil crediticio de México asociado con el alcance de la incertidumbre y el deterioro de las políticas de la administración entrante".

Además, dijo que existen riesgos de que el seguimiento de las reformas aprobadas anteriormente, por ejemplo en el sector de la energía, pueda detenerse, y que otras propuestas de políticas resulten en una menor inversión y crecimiento de lo que se espera actualmente.

Luego de la cancelación del proyecto del aeropuerto de Texcoco, surgen bastantes interrogantes sobre la dirección que seguirán las políticas públicas en México, "pero en ningún momento estaríamos cuestionando el grado de inversión en el futuro cercano, por lo que mantenemos la calificación de riesgo crediticio de México de A3 con perspectiva estable", afirmó Jaime Reusche, responsable de esa evaluación para el país por parte de Moody's. "En su lugar, la nueva administración planea construir dos pistas en la base militar de Santa Lucía, mejorar el existente Aeropuerto Internacional de la Ciudad de México y rehabilitar el aeropuerto de Toluca para corregir las actuales restricciones de capacidad en la ciudad capital", detalló la calificadora.

Aunque la agencia mantendrá a México con la calificación crediticia de BBB+, la perspectiva es negativa, lo que quiere decir que corre riesgo de bajar el rango de México.

Dada esta incertidumbre, podría haber una baja de calificación múltiple en la calidad crediticia de los bonos.

"La señal nos deja bastante incertidumbre en cuanto a la dirección de las políticas públicas, lo que nos deja interrogantes para los próximos meses".

"Una vez que el próximo gobierno tome posesión del cargo el 1 de diciembre de 2018, se espera que las negociaciones se lleven a cabo entre el gobierno y la GACM, contratistas e inversionistas".

"Vemos al país con altos niveles de solvencia".

Sorpresa para analistas. En opinión del director de estudios económicos de CitiBanamex, Sergio Luna, la perspectiva negativa de Fitch y HR Ratings y los comentarios de Moody's y Standard and Poor's fueron una sorpresa porque hay alerta por la forma en que el nuevo gobierno afecte el ambiente de negocios.