Detienen a reconocida empresaria marplatense por la causa de los Cuadernos

Detienen a reconocida empresaria marplatense por la causa de los Cuadernos

El juez federal Claudio Bonadio ordenó la inmediata detención de Carolina Pochetti, viuda de Carlos Muñoz, ex secretario privado de Néstor Kirchner, señalado en la causa de los "cuadernos K" como el receptor de los bolsos con dinero proveniente de coimas que pagaban empresarios vinculados a la obra pública durante el gobierno anterior.

Según confirmaron fuentes de la investigación a medios nacionales como La Nación y Clarín, Municoy fue apresada en Mar del Plata en una vivienda de la calle Paunero y se transformó en la primera mujer detenida por pedido del fiscal Carlos Stornelli en la trascendental investigación.

Bonadio también le ordenó a la Policía Federal la detención de los marplatenses Sergio Todisco y María Elizabeth Ortiz Municoy, investigados como testaferros del matrimonio Muñoz-Pochetti.

Con el avance de distintas investigaciones periodísticas el espectro se fue agrandado sobre Sergio Todisco -hijo del dueño de Textilana- y su pareja Elizabeth Ortiz Municoy. Ese magistrado había desestimado las medidas solicitadas por Stornelli y otorgó la eximición de prisión a Pochetti, a quien obligó a depositar una caución de 10 millones de pesos.

El camino quedó expedito luego de que la Sala II de ese tribunal, integrada por Irurzun y Bruglia decidió anular la decisión del juez Rodríguez, que había sido impugnada por Stornelli, y ordenó al magistrado de primera instancia que dicte una nueva resolución. Tras el fallo de los camaristas, el fiscal insistió con la detención de Carolina Pochetti y de las otras cinco personas señaladas.

Según la acusación fiscal, los involucrados habían conformado una estructura jurídica, societaria y bancaria en la Argentina así como en el extranjero, para canalizar, convertir, transferir, administrar, vender, y /o poner en circulación en el mercado fondos de procedencia ilícita, presumiblemente originados en hechos de corrupción sistemática y organizada.

Stornelli había pedido el congelamiento de fondos y las indagatorias, luego de que el Departamento de Justicia de Estados Unidos informó que se registró la compra y venta de inmuebles por parte del matrimonio Muñoz, en Nueva York y Miami por 73.406.300 dólares. El dinero, según la documentación, fue reintroducida en el sistema bancario y luego transferida a entidades financieras así como a México y China.