Cepsa desiste de salir a bolsa ante el desplome del mercado

Cepsa desiste de salir a bolsa ante el desplome del mercado

Los acontecimientos económicos internacionales más recientes “han sembrado una gran incertidumbre en los mercados internacionales de capitales”, explica Cepsa. "En este escenario, el apetito de los inversores internacionales se ha retraído de manera significativa" pero asegura que Mubadala ha manifestado su vocación de continuidad como inversor a largo plazo en la empresa. Mubadala, el fondo soberano de Abu Dabi y accionista único de la petrolera desde 2011, ha decidido retrasar su vuelta al parqué, prevista para el próximo 18 de octubre.

La horquilla de precios fijada para la OPV supone valorar el 100% de la compañía en un mínimo de 7.010 millones de euros y un máximo de 8.081 millones de euros. Los informes sobre la compañía de firmas como Societe Generale o BBVA otorgan un mayor recorrido a la petrolera española.

"Como inversor a largo plazo, consideraremos volver al mercado cuando creamos que las condiciones son favorables", ha recalcado.

El proceso de presentaciones a analistas y potenciales inversores, en unas condiciones desfavorables del mercado, ha reforzado la convicción de Mubadala del valor de Cepsa, de la solidez de su Plan Estratégico 2030, de su destacada posición de liderazgo en el mercado y potencial de crecimiento.

"El 'break-even' o umbral de rentabilidad de la compañía le permite aguantar una caída del precio del barril del petróleo por debajo de los 35 dólares por barril, lo que da seguridad de cara a la inversión a largo plazo de la compañía", ha aseverado el experto.

Este porcentaje podría ampliarse hasta el 28,75% si las entidades colocadoras ejercen el derecho de sobreasignación o 'greenshoe', lo que elevaría podría elevar por encima de los 2.300 millones de euros el importe para Mubadala, que seguirá así siendo el accionista de referencia de la petrolera con una participación por encima del 70%.

“Pese a que las condiciones de mercado se han deteriorado significativamente, los comentarios de los potenciales inversores han reforzado nuestra visión del valor de Cepsa y de su fortaleza en los principales negocios.

La empresa sanitario-farmacéuticas Probitas Pharma fue una de esas compañías que, pese a anunciar su salida al mercado, el 14 de julio de 2004 comunicaba que suspendía su debut por "la imposibilidad de fijar el precio para las acciones" que iba a colocar en el mercado, representativas del 43,5 % de su capital, y la alta volatilidad de los mercados.

El grupo, con unos 3.000 millones de deuda, obtuvo en 2017 un beneficio de 759 millones y unos ingresos de 20.800 millones y tiene "operaciones en 20 países a través de cinco continentes".

Varias sociedades inmobiliarias como Testa, Azora y Vía Célere ya pospusieron su llegada a Bolsa este año por la inestabilidad de los mercados.