El grupo de supermercados Dia cae en bolsa por previsiones desfavorables

El grupo de supermercados Dia cae en bolsa por previsiones desfavorables

Las acciones de DIA cotizan hoy con caídas que rondan el 9% en el Ibex 35, que lleva sus títulos hasta los 1,732 euros, después de conocerse un informe en el que los analistas del banco estadounidense JP Morgan reduce sus estimaciones y rebajan el precio objetivo.

DIA dijo que espera un ebitda ajustado en 2018 de entre 350 y 400 millones de euros frente a 568 millones en 2017, un ajuste que no incluye un posible impacto por la hiperinflación en Argentina, uno de los dos mercados emergentes donde está presente. Por otro lado, como consecuencia del proceso de revisión de las estimaciones del cierre financiero de 2018, la compañía considera que deben incorporarse determinados ajustes a los estados financieros consolidados correspondientes al ejercicio 2017, que se estima podrían tener un efecto patrimonial negativo por un importe aproximado de 70 millones de euros.

El grupo de distribución DIA anunció el lunes un 'profit warning' para 2018 y la cancelación del dividendo en 2019, lo que provocó que sus acciones se desplomaran hasta un 18 por ciento.

Una vez se finalice el proceso de validación y confirmación de dicho importe, la compañía de supermercados procederá, en la formulación de las cuentas anuales de 2018, a reexpresar las cifras de 2017, que se presentan a efectos comparativos. Llopis deja de ser presidenta de la cadena de supermercados desde este lunes, pero continuará desempeñando su cargo de consejera en la compañía hasta el 31 de diciembre de este año.

El cargo lo ocupará provisionalmente Stephan DuCharme, uno de los consejeros del principal accionista de DIA, LetterOne. Las vicepresidencias segunda y tercera las ocupan Richard Golding y Mariano Martín, pero los cambios afectarán también a dirección financiera corporativa.

Estos cambios en el consejo de administración de Dia, se unen al relevo de Ricardo Currás como consejero delegado de la cadena de supermercados el pasado 24 de agosto y el nombramiento de Antonio Coto, un directivo con más de 30 años de experiencia dentro de la compañía y que hasta ahora ejercía el cargo de director ejecutivo en América Latina y partenariado, en ese puesto.

Por último, interfieren las maniobras del magnate ruso Mikhail Fridman, que tiene el 29% de la compañía y que busca hacerse con todo el grupo, pero reduciendo al máximo el precio de compra en caso de lanzar una opa.