La cadena estadounidense Sears se declaró en quiebra

La cadena estadounidense Sears se declaró en quiebra

La cadena estadounidense de grandes almacenes Sears se ha declarado en quiebra tras más de siete años de pérdidas que han superado los 11,000 millones de dólares y una gran deuda, según ha comunicado este lunes la compañía en un comunicado, como consecuencia del auge del comercio electrónico con líderes como Amazon.

La razón fue que no pudo reembolsar los 134 millones de dólares que debía.

Durante esta semana The Wall Street Journal dio a conocer que la cadena Sears en EU está a punto de declararse en bancarrota, además de su posibilidad de declararse en bancarrota, para reorganizar sus deudas y seguir operando sus unidades de negocio.

Sears también debe millones de dólares a sus proveedores actuales y sus empleados, y el difícil panorama que atraviesa no le permitirá crear inventario de productos para aprovechar las ventas que se avecinan por Halloween y el Black Friday.

Actualmente, la compañía administra aproximadamente 700 tiendas Sears y Kmart, y emplea a unas 70 mil personas en Estados Unidos.

Desde sus comienzos a fines del siglo XIX, los catálogos de Sears "cambiaron por completo la vida estadounidense", pues ofrecían a los consumidores artículos exóticos que habían visto en la Feria Mundial o de los que había leído, como los separadores de crema o las máquinas de coser Singer, señaló Hancock.

Edward S. Lampert, presidente de Sears Holdings, explicó que la declaración de insolvencia permitiría a la compañía tener la "flexibilidad para fortalecer su balance" y acelerar una transformación estratégica.

La empresa indicó que intenta reorganizarse en torno a una menor plataforma de tiendas, algo que ayudará a salvar decenas de miles de puestos de trabajo.

La firma contaba con 89 mil empleados a febrero, según su declaración ante la SEC, así como con 547 tiendas Sears y 432 Kmart.

Esto se suma al cierre anunciado previamente de 46 tiendas no rentables que se espera que se complete en noviembre de 2018.

Se informó que Lampert seguirá presidiendo la firma, pero renunciará como director ejecutivo, cargo que asumirán otros altos ejecutivos como parte de una nueva "Oficina de la Dirección Ejecutiva".

Sears no es la única de las grandes cadenas que cae ante el avance del comercio online.

Sears refirió que recibió el compromiso de financiación para 300 millones, pues la firma es deudora en posesión de activos, y negocia otros 300 millones.