La OCDE rebaja la previsión de crecimiento mundial del 2018-19

La OCDE rebaja la previsión de crecimiento mundial del 2018-19

La OCDE rebajó hoy sus perspectivas de crecimiento de la economía mundial para 2018 y 2019, que dejó en 3,7 % para ambos años, entre otros puntos de un informe que prevé que la economía argentina caerá 1,9% este año y avanzará el 0,1% en 2019.

Pese a ser los protagonistas de esta guerra de aranceles, la Ocde no cambió sus estimaciones para el crecimiento para Estados Unidos, que este año sería de 2,9% y sólo bajó 0,1% el de 2019, mientras que confirmó las cifras para China en 6,7% para 2018 y 6,4% para el año siguiente.

"Las crecientes tasas de interés en los Estados Unidos y la apreciación del dólar estadounidense contribuyeron a la depreciación de la moneda en muchas economías emergentes", señalaron para especificar los casos que mayor impacto sufrieron como Argentina y Turquia, a quienes pusieron en una extrema situación de fragilidad "por tener mucho déficit exterior y mucha deuda en moneda extranjera".

Para el conjunto del G20, el grupo de grandes países desarrollados y emergentes, augura una subida del 3,9 % en 2018 y del 3,8 % en 2019, una y tres décimas menos, y en la zona euro recorta dos décimas, hasta el 2 y el 1,9 %. La entidad estima ahora un crecimiento del 3,7% en el Producto Interior Bruto (PIB) global para 2018 y 2019, una y dos décimas inferior, respectivamente, a lo calculado hace menos de cuatro meses.

Pero la OCDE mantiene no obstante sin cambios la previsión de crecimiento para Estados Unidos este año (2.9 por ciento), y sólo baja de 0.1 por ciento la del año próximo (2.7).

"El aumento en las tensiones comerciales, las restrictivas condiciones financieras en los mercados emergentes y los riesgos políticos podrían socavar un crecimiento sólido y sostenible a mediano plazo en todo el mundo" alertó el organismo internacional.

La OCDE apuntó igualmente que, aunque la resiliencia de la eurozona ha mejorado, la incertidumbre sobre los futuros acuerdos entre el Reino Unido y la UE tras el "brexit" es un factor de preocupación que podría pesar sobre la estabilidad fiscal y financiera.

Señaló que en la actualidad "la confianza se ha debilitado, el comercio y el incremento de la inversión han sido más lentos de lo esperado, además de que el crecimiento salarial se ha mantenido moderado en la mayoría de los países".

En entrevista con MILENIO, destacó que con la implementación de las diferentes reformas estructurales, el actual gobierno pronosticaba un crecimiento económico anual de entre 4 y 5 por ciento.

= La actividad mexicana estará sostenida en una renovación de confianza entre los consumidores.