¡Pum! Manafort se declara culpable de conspiración en el Rusiagate

WASHINGTON- El exdirigente de la campaña presidencial de Donald Trump, Paul Manafort, suscribió este viernes un acuerdo para cooperar "plenamente" con el FBI en su investigación de la trama rusa en 2016, a cambio de evitar un segundo juicio en su contra y afrontar menos cargos criminales.

Manafort fue declarado culpable el mes pasado de ocho delitos financieros, en un juicio separado en Virginia, en la primera victoria judicial de la pesquisa del fiscal especial sobre colaboradores del mandatario.

Más adelante trascenderán los beneficios del acuerdo de Manafort por cooperar con la fiscalía.

De acuerdo con las investigaciones, Manafort, quien más lazos tiene con Moscú, fue relacionado en la indagatoria por su trabajo de consultoría política en Ucrania; cabe destacar que posteriormente a las elecciones en las que Trump derrotó a Hillary Clinton, hace dos años, se revelaron presuntas reuniones de parte del equipo del republicano con empresarios rusos, como una en la que participó Paul con un abogado ruso que Donald Trump Jr. recibió como parte de un intento del gobierno ruso para ayudarlo en la campaña de su padre.

El proceso contra él es producto de la investigación de Mueller, pero no está relacionada directamente con las actividades que desempeñó entre marzo y agosto de 2016 en la campaña de Trump.

La secretaria de Prensa Sarah Sanders indicó en un comunicado: "Esto no tuvo absolutamente nada que ver con el presidente o su victoriosa campaña presidencial de 2016".

El Dato: En torno a las acusaciones pendientes contra Manafort, autoridades prevén que enfrente una pena de entre 7 y 10 años de prisión, por evasión fiscal y fraude.

La reacción de la Casa Blanca no se hizo esperar y desvinculó a Trump de la causa de Manafort. Sin embargo se cree que este acuerdo con la justicia es un duro golpe para Trump, que el mes pasado elogió a Manafort por no ceder ante la presión de los jueces como si lo habría hecho, según su punto de vista, Michael Cohen. También fue encontrado culpable de no declarar en 2012 que tenía cuentas bancarias en el extranjero y de dos cargos de fraude bancario en el que lo acusaron de mentir para obtener créditos por millones de dólares al agotársele sus ingresos por consultorías.