Eurovisión dice que Tel Aviv será anfitrión del concurso en 2019

Eurovisión dice que Tel Aviv será anfitrión del concurso en 2019

El escenario será en el centro de convenciones internacional de la Expo Tel Aviv. "Todos los lugares barajados eran increíbles", declaró Jon Ola Sand, supervisor ejecutivo de la EBU, "pero finalmente decidimos que Tel Aviv sería el mejor marco para el mayor evento de música en directo de todo el mundo".

Después de varios meses de rumores, por fin se ha confirmado que la próxima edición del Festival de Eurovisión se celebrará en Tel Aviv los días 14, 16 y 18 de mayo de 2019.

El ayuntamiento de Tel Aviv recibió con entusiasmo la noticia de que la ciudad acogería el festival y señaló en un comunicado que los organizadores se decantaron por Tel Aviv "después de una extensa inspección y evaluación de sus servicios e instalaciones".

Según han dado a conocer fuentes oficiales de la UER, la prioridad es garantizar la seguridad del evento: "Esperamos recibir garantías del Primer Ministro en lo referido a la seguridad y libertad de movimiento de todo aquel que quiera venir a Eurovisión 2019".

El Festival de Eurovisión 2019 tendrá lugar en la ciudad israelí de Tel Aviv, según se desprende del sitio web del organizador del evento. Israel ha ganado 4 veces Eurovisión, en 1978, 1979, 1998 y 2018. Su victoria le valió a Israel el derecho de ser el anfitrión del concurso del próximo año.

El ministro de Comunicaciones, Ayoub Kara, que supervisa la emisora pública Kan, responsable de la transmisión del concurso en Israel, también recibió con agrado la decisión y dijo, "No hay una ciudad más apropiada para organizar un evento cultural de esta magnitud...".

Estas solicitudes podrían obligar a las autoridades a cambiar su política habitual y a un enfrentamiento con los miembros religiosos ultraortodoxos de la coalición de Gobierno. Israel pretendía llevar el certamen a Jerusalén para reforzarla como capital del país, una decisión controvertida y rechazada por la Unión Europea de Radiodifusión (UER). El gobierno también debe otorgar absoluta libertad de prensa y libertad de expresión a todos los participantes y a todas las delegaciones durante su visita, dice la carta.