Canelo es campeón por puntos sobre Golovkin — Polémica otra vez

Canelo es campeón por puntos sobre Golovkin — Polémica otra vez

Golovkin y el T-Mobile Arena, ubicado en Las Vegas, Estados Unidos, se sorprendieron cuando las tarjetas de los jueces dieron un empate 114-114 y dos a favor de Álvarez por 115-113.

Canelo Alvarez celebra con la bandera de México.

Después de que el réferi Benjy Esteves Jr. les recordó las reglas, la pelea dio inicio en punto de las 22:15 de la República Mexicana, que disfrutaba la Fiesta de Independencia. LEA TAMBIÉN: VIDEO: Se prende ceremonia de pesaje entre Saúl "Canelo" Álvarez y Gennady GolovkinOtras alternativas para ver el pleito entre Álvarez y "GGG" son las siguientes: HBO Boxing: El portal de HBO te ofrece ver la pelea online si cuentas con DirecTV Sports. El tapatío quiso intercambiar golpes, pero quedaron en el aire. La decisión despertó polémicas en Las Vegas y en las redes sociales. Los dos se ensartan en una discusión sobre una posible segunda pelea.

Este sábado a las 21.30 hora Argentina empieza la velada que tendrá la pelea más esperada del año: Canelo vs Golovkin. El séptimo también fue para el mexicano y es que habría que recordarle a esos, que no faltan, que siempre hablan de engaños, que esto se gana por mejores golpes, no por más golpes. El octavo fue para el kazajo, que intentó ir adelante y logró dañar a Saúl, quien sin embargo se vio muy bien boxeando con la cintura y eludiendo, para desgastar los ataques agresivos de GGG.

De la otra esquina estará Canelo. En ningún round me sentí lastimado. Golovkin conectó el hopper en varias ocasiones. Con paciencia el mexicano pudo salir avante y su contraataque provocó que los pómulos de Golovkin comenzaran a resentir el poder de sus puños. Pero se vino el desenlace y quien lo ganó, terminó por llevarse la pelea.

A un año de lo que fue el primer choque que terminó en un controvertido empate, Canelo y Triple G volvieron a estar a la altura de las expectativas.

Los primeros tres asaltos del combate, marcaron una lucha pareja por parte de ambos boxeadores, donde la pelea se mantenía en el centro del cuadrilatero, sin marcar un dominio evidente, aunque la sorpresa siempre se evidenciaba con algún jab o uppercut sobre el rival.