Suman cinco las víctimas mortales del huracán Florence

Suman cinco las víctimas mortales del huracán Florence

El huracán Florence tocó tierra el viernes en Carolina del Norte como una tormenta gigantesca de movimiento lento, amenazando con inundaciones catastróficas y dejando a cientos de miles sin electricidad y a decenas de personas atrapadas por el avance del agua.

Los meteorólogos advirtieron que las lluvias torrenciales de entre 30 y 100 centímetros provocadas por la tormenta mientras cruza Carolina del Norte y Carolina del Sur podrían ocasionar fuertes inundaciones tierra adentro en los siguientes días.

Las peores previsiones hablan de una inundación de varios pies de alto en buena parte de Carolina del Norte, sehgún ha expuesto el gobernador estatal Roy Cooper en una conferencia de prensa.

Se trata de las dos primeras víctimas mortales confirmadas a causa del ciclón, que al momento de tocar tierra generaba vientos máximos sostenidos de cerca de 150 kilómetros por hora (90 m/h).

Además se registraron la muerte de una madre y su bebé de ocho meses después de que un árbol aplastara su casa en Wilmington, Carolina del Norte.

Una mujer falleció también cuando árboles caídos impidieron que una ambulancia la auxiliara supuestamente por un ataque cardiaco. "Estamos profundamente preocupados por comunidades enteras que podrían ser barridas", agregó.

Se espera que el presidente Donald Trump viaje a las áreas afectadas por Florence la próxima semana, una vez que se determine que su llegada no interrumpirá los esfuerzos de rescate o recuperación, dijo la Casa Blanca. La fuerza del viento rompió ventanas y arrancó árboles de raíz y muchas calles permanecían bloqueadas por troncos y ramas. "Da miedo, pero es hermoso", dijo Scott Brauer, un jubilado de 71 años.

"Desafortunadamente, Florence está haciendo exactamente lo que se predijo", dijo el director de FEMA, Brock Long.

Las autoridades emitieron alertas de evacuación para 1,7 millones de personas.

Algunos, como Victor Shamah, dueño del histórico bar The Bowery en Myrtle Beach, donde nació la banda Alabama, prefirieron quedarse a enfrentar a Florence.

Una tercera persona habría sido reportada muerta en el condado costero de Pender, de Carolina del Norte, pero la policía lo catalogó como un problema médico aunque sin entrar en mayores detalles.

El gobernador de Carolina del Norte dijo que es probable que el huracán "continúe su rutina violenta en todo el estado durante días", ya que se desplaza a muy poca velocidad.