Sudamérica sufre aumento del hambre por crisis en Venezuela — ONU

Sudamérica sufre aumento del hambre por crisis en Venezuela — ONU

Una persona duerme en la calle en la Ciudad de Buenos Aires.

Destacó además que el gobierno de Venezuela "no ha dado muestras de apertura", aún tras reunirse con el canciller de ese país, Jorge Arreaza, el lunes pasado, quien calificó de "cordial y productivo" el encuentro con la Alta Comisionada.

La desaceleración económica se ha sentido especialmente en el caso de Venezuela, donde la tasa de prevalencia de personas subalimentadas fue en 2017 del 11,7%, unos 3,7 millones de personas.

De esta forma, mermó la capacidad de importar alimentos, invertir en la economía por parte de los gobiernos y proteger a las personas más vulnerables.

Protesta en Caracas, en octubre de 2017, durante las elecciones por las 23 gobernaciones del país.

El reporte reveló incrementos en casi todas las subregiones de África, así como también el Sudamérica, mientras una situación estable se observa en cambio en Asia.

El experto detalló que a nivel nacional proporcionan estimaciones con la media de tres años para suavizar la gran variabilidad en la información que manejan.

En toda la región, los mayores porcentajes de hambre en los últimos tres años se dieron en Haití (el 45,8 por ciento de su población, equivalente a 5 millones de personas), Bolivia (19,8 por ciento de población) y Nicaragua (16,2 por ciento de población).

Si bien el informe no analiza puntualmente los datos de Argentina -de hecho en algunos de los puntos relevados no hay datos actuales-, en el anexo se presenta una serie de datos estadísticos referentes al país.

En adición, el estrés que ocasiona vivir con inseguridad alimentaria también puede tener un efecto negativo en la lactancia materna y las prácticas de alimentación de los niños pequeños lo que a su vez aumenta el riesgo de los niños de padecer obesidad en la edad adulta.

"La situación está empeorando en América del Sur y la mayoría de las regiones de África; igualmente la tendencia a la baja observada en Asia sigue ralentizándose", dice el informe elaborado por la FAO, la OMS, el PMA, Unicef y el Fida.

En 2016, la cifra se situó en unos 804 millones de seres humanos, según el informe 'Estado de la seguridad alimentaria y la nutrición en el mundo'.

'El número de desastres relacionados con el clima extremo, incluyendo las olas de calor, sequías, inundaciones y tormentas, se ha duplicado desde la década de 1990', señala el informe, y recuerda que la nutrición es extremadamente suceptible a los cambios climáticos.

El documento apunta a los conflictos -cada vez más agravados por el cambio climático- como uno de los principales motivos del resurgir del hambre y de muchas formas de malnutrición.

El informe también subraya que 151 millones de niños menores de cinco años -un 22 por ciento del total del planeta- van con retraso en el crecimiento. En el lado opuesto, 672 millones de personas -un 13 por ciento de la población adulta o una de cada ocho- son obesas. - Cuatro años atrás, hice constar que me sentía/me siento en la obligación moral de llamar la atención acerca del Hambre, esa epidemia que hace tanto tiempo es causante de desdichas abominables y que todavía carecía/carece de la atención necesaria; y agregué: Urge hacer más y más para el bien de muchísimas personas en todo el Tercer Mundo y hasta en el Primer Mundo (1).