Nicolás Maduro viaja a China para fortalecer acuerdos de sociedad estratégica

Nicolás Maduro viaja a China para fortalecer acuerdos de sociedad estratégica

Maduro inició su visita a China en el mausoleo de Mao, un colosal edificio en el centro de la plaza Tiananmen, ante el cual se inclinó tres veces.

"Me he sentido muy conmovido porque realmente es recordar a uno de los grandes fundadores de lo que ya es un siglo XXI multipolar", un "gigante de la patria humana" y "un gigante de las ideas revolucionarias", aseguró Maduro, en declaraciones divulgadas por la cadena venezolana VTV. "Los países esperan firmar lo que Zerpa describió como una alianza estratégica en minería de oro", reseña el medio estadounidense.

Li dijo a Maduro que China apoyaba los esfuerzos de Venezuela para desarrollar su economía y que estaba dispuesto a entregar la ayuda que pueda, según un reporte de la televisión estatal china que no ofreció detalles.

Chinese President Xi Jinping, third left, and Venezuela's President Nicolas Maduro second right, hold a talk at the Great Hall of the People in Beijing, China, Tuesday, Sept. 1, 2015.

"Vengo con grandes expectativas (.), China es nuestra hermana mayor (y) voy a estar muy feliz cuando en la mañana del viernes esté reunido al lado de nuestro hermano Xi Jinping", dijo el venezolano.

Venezuela, con las mayores reservas petroleras del mundo y donde el crudo representa 96% de los ingresos, enfrenta una abrupta caída de su producción con 1.448.000 barriles por día en agosto, según la Organización de Países Productores de Petróleo (OPEP).

El gigante asiático tiene fuertes inversiones en petróleo y es el principal socio financiero de Venezuela, que ha recibido préstamos chinos por unos 50.000 millones de dólares en la última década, pagados principalmente con crudo.

Es el nivel más bajo en 30 años y está muy lejos de los 3,2 millones de 2008.

Venezuela adeuda aún unos 20.000 millones de dólares, cuyas condiciones de pago, flexibilizadas en 2016, podrían estar sobre la mesa en este viaje que no había sido anunciado previamente.

Maduro, que tiene previsto regresar a Venezuela el domingo, podría volver con un nuevo crédito de 5.000 millones de dólares y la ampliación por seis meses del período de gracia para el servicio de la deuda, según información extraoficial citada por la consultora venezolana Ecoanalítica.

"Tras unas elecciones presidenciales sin contratiempos, la situación en Venezuela ha mejorado y su gobierno está activamente promoviendo la reforma financiera y económica", destacó en rueda de prensa el portavoz de Asuntos Exteriores chino Geng Shuang, poco antes del comienzo de la visita de Maduro, de cuatro días.

El dinero forma parte de un crédito especial, agregó el comunicado, sin precisar si se trata del mismo préstamo que está vigente con el Banco de Desarrollo de China para financiar el aumento de petróleo en distintos proyectos petroleros.