Huracán Florence provoca muerte y daños en EEUU

Huracán Florence provoca muerte y daños en EEUU

"Ustedes nos pueden llamar para poder asistir en caso de cualquier emergencia y ponernos en comunicación con los cuerpos de atención que se están dando ahorita, aquellos centros de los albergues donde ustedes consideren que no han sido atendidos, nos ponemos a la disposición como consulado acá en Virginia para que ustedes nos puedan llamar", dijo Olivo. En Carolina del Norte unos 150.000 hogares se encontraban sin energía eléctrica, según el servicio local de emergencias.

El ojo del huracán estuvo bamboleándose en su avance hacia el suroeste, cerca de la costa sureste de Carolina del Norte, de acuerdo a los datos suministrados por un radar Doppler de la Administración Nacional Oceánica y Atmosférica (NOAA) del país.

El huracán Florence dejó al menos cinco muertos este viernes tras tocar tierra en Carolina del Norte, derribando árboles y anegando calles con lluvias torrenciales a su paso antes de disminuir la velocidad de su desplazamiento, lo que amenaza con días de inundaciones.

Los niveles de agua siguen subiendo en sectores costeros de Carolina del Norte, donde ha desbordado ríos, inundado casas y obligado al rescate de centenares de personas atrapadas por el agua. Las tormentas Helene y Joyce se dirigen hacia el este, mientras que Isaac atraviesa el mar del Caribe al sur de Cuba y, aunque virará ligeramente al norte en unas horas, para entonces ya se habrá debilitado como depresión tropical. De hecho, los meteorólogos del NHC subrayaron en el boletín que las intensas precipitaciones "producirán catastróficas inundaciones repentinas y desbordamiento del agua de los ríos".

Pese a que su furia fue menor de lo esperado para un huracán que llegó a ser hace dos días de categoría 4, el peligro radica principalmente en las inundaciones, tanto de agua dulce como salada.

Se espera que dichas inundaciones, que han anegado las zonas costeras de ciudades del litoral atlántico, empeoren con el paso de las horas y la subida cíclica de la marea.

La situación se agravó hacia el mediodía (16.00 GMT) de este viernes, cuando la marea alta se sumó a los hasta 3,3 metros de altura de la marea ciclónica que Florence generó en la costa.

Su debilitamiento será mucho más "significativo" el fin de semana y principios de la próxima.

Los vientos seguirán debilitándose, pero las lluvias seguirán acumulándose sobre las 16 pulgadas que han caído ya en Carolina del Norte en las últimas horas.