Exjefe de campaña de Trump se declara culpable de injerencia rusa

Exjefe de campaña de Trump se declara culpable de injerencia rusa

Paul Manafort, exjefe de campaña del presidente de Estados Unidos, Donald Trump, acordó cooperar este viernes con la investigación especial sobre una posible colusión con Rusia en las elecciones de 2016.

El trato incluye su colaboración con la investigación del fiscal especial Robert Mueller sobre la llamada trama rusa, la supuesta inteferencia del Kremlin en las elecciones estadounidenses de 2016.

El jurado anunció su decisión después de deliberar durante cuatro días sobre los cargos de evasión fiscal y fraude bancario que pesaban sobre Manafort, que dirigió la campaña electoral del mandatario durante un periodo crucial en 2016, cuando Trump logró la candidatura republicana y lo ratificaron en la convención del partido.

A cambio, podrá mantener propiedades residenciales en Virginia y Florida, cumpliendo el deseo de Manafort de resguardar la seguridad y el bienestar de su familia, según explicó a la prensa el abogado defensor, Kevin Downing.

Manafort, de 69 años, está en espera de conocer la sentencia por ocho delitos de fraude después de que el mes pasado fuera declarado culpable de haber ocultado al fisco 16 millones de dólares ganados como asesor del gobierno ucraniano del prorruso Victor Yanukovich. Manafort enfrenta una pena de entre 7 y 10 años en prisión por ese caso.

"Me siento muy mal por Paul Manafort y su maravillosa familia".

Los juicios contra Manafort efectivamente no están relacionados ni con la trama rusa ni con la posible obstrucción de justicia que investiga el equipo de Mueller.

En privado, Trump ha discutido la posibilidad de un perdón presidencial para Manafort o incluso un perdón para sí mismo pero, según afirmó hoy Justin Florence, director legal del grupo "Protect Democracy" y exabogado de la Casa Blanca durante la Administración Obama, eso no frenaría su cooperación con el FBI. "Una vez más una investigación ha concluido con un alegato que no tiene nada que ver con el presidente Trump ni con la campaña de Trump", añadió. Los detalles del acuerdo de culpabilidad serán presentados públicamente en una Corte Federal de Washington, según el diario The New York Times.

"Si el presidente puede usar el poder del perdón para protegerse de una acusación, efectivamente se transformaría en un gobernante autoritario, incapaz de que la ley u otras ramas del gobierno lo limiten", advirtió.