Bayer inicia la integración con Monsanto tras la venta de BASF

Bayer inicia la integración con Monsanto tras la venta de BASF

"La integración de Monsanto a Grupo Bayer puede comenzar después de completar el jueves la desinversión de Bayer a BASF de ciertos negocios de Crop Science con un volumen total de ventas de alrededor de 2,200 millones de euros", dijo el conglomerado europeo en un comunicado.

En concreto, Bayer ha culminado este jueves la venta de su negocio de semillas hortícolas, que ya se había acordado el pasado mes de abril y que está valorado en 1.700 millones de euros.

El visto bueno a la operación se produce después de que la también alemana BASF cerrara ayer la adquisición del negocio global de semillas hortícolas de Bayer.

Hasta no completarse la compra de estos negocios y activos en los que Bayer ha desinvertido después de su fusión con Monsanto, ambas empresas debían ser operadas y gestionadas como compañías independientes, aunque el consorcio alemán es desde el 7 de junio el único propietario del fabricante estadounidense. A partir de 2022, Bayer prevé que sus resultados antes de impuestos aumentarán en cerca de 1.200 millones de dólares (1.054 millones de euros).

Bayer inicia el proceso de integración de Monsanto.

Tras el fallo a favor de un jardinero de una escuela de California con cáncer terminal, Monsanto enfrenta más de 5,000 demandas similares en todo Estados Unidos por no advertir sobre los riesgos del cáncer por el uso de herbicidas a base de glifosato, entre ellos su marca Roundup. "La decisión del jurado está en desacuerdo con la evidencia científica, décadas de experiencia en el mundo real y las conclusiones de reguladores de todo el mundo", ha afirmado Bayer.

En 2015, el Centro Internacional de Investigaciones sobre el Cáncer (IARC), dependiente de la Organización Mundial de la Salud (OMS), determinó que el glifosato era "probablemente cancerígeno".