Requesens ofreció nueva declaración sobre el atentado contra Maduro

Requesens ofreció nueva declaración sobre el atentado contra Maduro

En el corto fragmento de la declaración presentando por el gobierno, Requesens dijo que en su contacto con Monasterios medió Jiménez, a quien él y el gobierno de Caracas identifican como funcionario de migración de Colombia.

Monasterios es un exmilitar de la Guardia Nacional, quien luego de su captura testificó haber ayudado a ingresar los dos drones que explotaron durante una ceremonia militar encabezada por Maduro el pasado sábado en Caracas.

El viernes, Requesens fue trasladado a tribunales, pero su audiencia fue diferida para el lunes. "Esta persona, Alexander, no sé quién es, no la conozco físicamente, solo tenía su contacto y con él confirmé que Juan Monasterios estaba del lado de Colombia", agrega en el video, en el que además se muestra el teléfono celular del exdiputado con el número de Russo guardado como "contacto Borges".

La Asamblea Nacional Constituyente, integrada por el oficialismo y creada con súperpoderes a petición de Maduro, le revocó el miércoles su inmunidad parlamentaria. "Fue drogado y amenazado", escribió en Twitter.

Asimismo, indicó que demostrarán que Requesens y Borges "están plenamente involucrados en el atentado, el primero como cómplice necesario y el segundo como autor intelectual".

"Esta lucha es por Juan pero también es por todos los venezolanos que han tenido que llorar a alguien que a diario siente la frustración de un régimen que atropella, que pisotea a quien sea con tal de mantenerse en el poder", dijo Rafaela Requesens, hermana del parlamentario y presidenta de la Federación de Centros Universitarios de la Universidad Central de Venezuela .

Me encontraba en San Cristóbal (Venezuela), nunca tuve contacto físico con Juan Monasterios, solo hice a través de la mensajería lo solicitado, sostuvo el diputado.

A decir de Maduro, Santos actuó en coordinación con el expresidente del Parlamento venezolano, el opositor Julio Borges, "quien recibe la orden, los recursos, la logística, el apoyo y el plan" y "es quien asume la responsabilidad ante la historia de asesinar al presidente", dijo.

Según el gobierno, los atacantes fueron entrenados en la población de Chinácota, en el departamento colombiano de Norte de Santander.

Maduro denunció este sábado que el exmandatario colombiano, Juan Manuel Santos, fue quien ordenó su asesinato, desde el Palacio de Nariño.

Los anuncios coincidieron con una marcha que realizaron varios cientos de opositores a las oficinas de la Organización de los Estados Americanos (OEA), en el este de la capital, para denunciar los casos de Borges y Requesens y rechazar lo que consideraron una "persecución política". En total, hay 20 implicados.

"Al condenar ambas medidas, Brasil recuerda las obligaciones internacionales del Estado venezolano con la democracia representativa", señaló la Cancillería en un comunicado.