Trump autoriza duplicar aranceles al metal de Turquía

Trump autoriza duplicar aranceles al metal de Turquía

La decisión del presidente de EE.UU., Donald Trump, de imponer aranceles adicionales sobre las exportaciones de acero y aluminio de Turquía "hacen caso omiso" a las reglas de la Organización Mundial del Comercio y "no pueden asociarse con la seriedad que se espera de un Estado", se lamentó en un comunicado el portavoz del Ministerio turco de Relaciones Exteriores, Hami Aksoy.

"Acabo de autorizar que se le doblen las tarifas al acero y al aluminio a Turquía", escribió el mandatario, que hizo ver que la medida busca arrinconar al gobierno de Erdogan en un momento en que la lira turca, en palabras del propio Trump, "¡se desliza hacia abajo rápidamente frente a nuestro fortísimo dólar! A golpe de tweet, el presidente estadounidense, Donald Trump, ha indicado este viernes su intención de duplicar los aranceles aplicados a las importaciones de acero y aluminio turcos.

Las relaciones entre EE.UU. y Turquía se han tensado después de que Washington sancionara hace varios días a algunos ministros turcos por el caso del pastor estadounidense Andrew Brunson, arrestado en Turquía por presunta colaboración con terroristas en el país euroasiático.

El cómico también aseveró que Cristina Fernández tiene condiciones para dirigir un país, aunque "tiene un pedo en la cabeza terrorífico".

La lira ya cayó el jueves un 5% frente al dólar y el euro, en una semana acumula una depreciación de alrededor del 20%, hasta tocar su mínimo histórico frente a las divisas de referencia.

La semana los dos país, aliados en la OTAN, se impusieron recíprocamente sanciones contra responsables gubernamentales.

En términos anualizados, el desplome de la moneda turca se acerca peligrosamente al 40%, ya que arrancó el año cambiándose a u$s 0,2676 por unidad, mientras que en la sesión de hoy el cambio cerró a tan sólo u$s 0,1687 por unidad. Y agregó: "No perderemos esta guerra económica". "El dólar no puede bloquear nuestro camino. Esto es una lucha nacional, doméstica", asegura Recep Tayyip Erdogan, presidente de Turquía.

A este respecto, Bart Hordijk, analista de Monex Europe, señala que el fracaso de la visita turca a Washington y la aparente incapacidad o falta de voluntad del banco central otomano de apoyar a su moneda "han sido demasiado para la lira turca", que cae a tal velocidad que "lo primero que se me ocurre es un paracaídas que evite que se estrelle contra el suelo".

Según el presidente turco, su país cuenta con objetivos ambiciosos y da pasos seguros encaminados a su cumplimiento, y nada ni nadie podrá obligarlo a renunciar a sus metas en la esfera económica o a dejar de combatir el terrorismo.

"Si hay alguien que tiene dólares u oro debajo de su colchón, debería cambiarlo por liras en nuestros bancos".