Evo destaca identidad cultural de la Casa de los Pueblos en Bolivia

Evo destaca identidad cultural de la Casa de los Pueblos en Bolivia

Ramírez recordó que en el Gobierno de Hernán Siles Suazo y cuando él representaba al sector minero de ese entonces, para lograr ingresar al Palacio de Gobierno les revisaban "hasta sus partes íntimas", sin embargo, ahora se siente que la edificación es propia, como también lo deben sentir todos los bolivianos.

Señala que anteriormente hizo notar que “el apelativo ‘Palacio, que se pretende atribuir a la Casa Grande (.), corresponde a una campaña política” impulsada por Samuel Doria Medina.

Previamente el mandatario se reunió por última vez con sus ministros en el hall del viejo Palacio Quemado, a donde llegaron sacerdotes aymaras, diplomáticos, el cardenal Toribio Ticona, representantes de sindicatos y organizaciones campesinas e indígenas. Además, indicó que con esa infraestructura para el Ejecutivo se deja un Palacio Quemado donde -según la historia- fueron asesinados al menos tres presidentes (Manuel Isidoro Belzu, Agustín Morales y Gualberto Villarroel) y se realizaron varios fusilamientos y descuartizamientos a rebeldes que lucharon por la libertad y la patria.

Morales justificó la construcción de la "Casa Grande del Pueblo" porque en el Palacio Quemado no había símbolos andino-amazónicos ni retratos de líderes indígenas como Tupac Katari. Asimismo, confirmó la información que adelantó la ministra de Comunicación, Gisela López, en el sentido de que las promociones de colegios podrán usar el auditorio del edificio para sus actos de graduación.

Ese fue uno de los temas abordados en la reunión encabezada por el presidente Evo Morales, aunque se espera el informe oficial de Instituto Nacional de Estadística (INE) para que tenga lugar el pago de dicho beneficio a fin de año.

El diseño de la "Casa Grande del Pueblo" se inspiró en los centros ceremoniales de las ruinas de Tiahuanacu, que están a 98 kilómetros al oeste de La Paz.

El edificio tiene 29 plantas y un helipuerto.

Este mismo piso se encuentra adornado por otros murales y destaca la obra del pintor tarijeño Guillermo Tejerina, quien participó con su trabajo por invitación directa del Ministerio de Culturas. "Los colores son fuertes porque representan a nuestra raza", dijo.

La oposición criticó la construcción del edificio porque lo considera un despilfarro, más aún después de que reveló que la suite presidencial tiene sauna y jacuzzi. La vista de la ciudad de La Paz es impresionante de ese sitio que será habilitado cada sábado para la visita de turistas bolivianos y extranjeros.