Deja 50 muertos un ataque aéreo

Deja 50 muertos un ataque aéreo

Medio centenar de personas, entre ellas muchos menores, murieron hoy en un bombardeo de la coalición militar liderada por Arabia Saudí contra autobuses que transportaban a niños en un mercado de la ciudad de Dahian, en el norte de la provincia septentrional de Saada, feudo de los rebeldes hutíes.

En marzo de 2015 intervino en el conflicto del lado del Gobierno una coalición encabezada por Arabia Saudí e integrada mayormente por países del golfo Pérsico.

Un hospital apoyado por la Cruz Roja recibió "docenas de muertos y heridos" después del ataque contra un autobús que llevaba niños en el mercado Dahyan, en el norte de Saada, dijo el organismo internacional en un mensaje en su cuenta de Twitter. La coalición reconoció haber llevado a cabo un ataque aéreo contra un bus, pero sostiene que el vehículo no transportaba niños, sino combatientes hutíes, declaró su portavoz, Turki al Maliki.

La coalición remitió inmediatamente el caso al Equipo Conjunto de Evaluación de Incidentes para su investigación y para realizar la evaluación de los procedimientos y condiciones de dicha operación, y los resultados serán anunciados de manera expedita, aseguró el funcionario.

La embajadora británica Karen Pierce, que mantiene la presidencia del consejo, dijo a reporteros tras una reunión a puertas cerradas sobre Yemen que "si alguna investigación que se lleve a cabo no es creíble, el Consejo obviamente querrá revisarla". "La mayor parte de los heridos están siendo transferidos a Saada (capital de la provincia), sobre todo a los hospitales públicos", que "no serán suficientes para este gran numero de heridos", estimó Al Hadari. "La cuestión ahora es si va a ser también un punto de inflexión, el momento que finalmente empuje a las partes, al Consejo de Seguridad de la ONU y a la comunidad internacional a hacer lo correcto por los niños y poner fin a la guerra". Este jueves, más de 40 personas murieron y varias decenas más resultaron heridas como consecuencia de una serie de ataques aéreos perpetrados por la coalición saudí. Pero la coalición, que ya sido acusada de otros ataques indiscriminados, los desmiente y acusa a su vez a los rebeldes.

"Ya es suficiente", decía UNICEF, que denunciaba que los niños estuvieran siendo objetivos de los ataques de la guerra en el país.

El Consejo de Seguridad llamó además a todas las partes del conflicto en Yemen a cumplir con sus obligaciones en virtud del derecho internacional humanitario, incluido el respeto de los principios de distinción y proporcionalidad. La guerra en este país ha dejado más de 10 mil muertos desde que Arabia Saudita lanzó su intervención en 2015 y provocó "la peor crisis humanitaria" del mundo, según la ONU.