Monsanto pagará $289 millones por efectos cancerígenos de glifosato

Monsanto pagará $289 millones por efectos cancerígenos de glifosato

El jardinero utilizaba Roundup y otro producto de Monsanto, Ranger Pro, en sus labores como gerente de control de plagas en un distrito escolar de San Francisco. Los linfomas no Hodgkin son un tipo de cáncer en el sistema linfático.

La esposa de Johnson testificó que ella tuvo que conseguir dos trabajos, en los que labora hasta 14 horas al día, para poder pagar sus cuentas médicas.

La demanda en este caso se construyó en 2015 luego de que la Agencia Internacional para la Investigación del Cáncer -parte de la Organización Mundial de la Salud- considerara que el glifosato es un posible agente cancerígeno.

En el transcurso del juicio de cuatro semanas los miembros del jurado escucharon el testimonio médicos, investigadores de salud pública y epidemiólogos que no estuvieron de acuerdo sobre si el glifosato puede causar cáncer. Sin embargo, un año después, la misma OMS consideró poco probable que el producto sea cancerígeno.

El Tribunal Superior de San Francisco, en California (EE.UU.) ha obligado este viernes a la empresa estadounidense de semillas y fertilizantes Monsanto a pagar 289,2 millones de dólares al jardinero Dewayne Johnson, al que le fue diagnosticado un cáncer terminal tras usar los productos de la compañía, informa AFP.

La juez afirmó que encontraron que el glifosato sí representó un peligro sustancial y que había pruebas claras y convincentes de que la empresa había actuado con malicia y de manera represiva.

"El jurado malentendió todo", dijo a periodistas el vicepresidente de la firma, Scott Partridge.

Brent Wisner, uno de los abogados de Johnson, dijo en un comunicado que los jurados por primera vez habían visto documentos internos de la compañía "que demostraban que Monsanto sabía desde hacía décadas que el glifosato, y específicamente Roundup, podrían causar cáncer".

"Comprendemos la situación del señor Johnson y su familia".