La Nasa enviará una sonda a la atmósfera del Sol

La Nasa enviará una sonda a la atmósfera del Sol

Parker Solar Probe, que despegará en un cohete Delta IV desde el centro espacial Kennedy en Florida, usará la gravedad de Venus durante siete sobrevuelos durante casi siete años para acercar gradualmente su órbita al Sol.

Será la primera sonda que alcanzará la atmósfera solar, conocida como corona, anunció la NASA en su página web.

La sonda, que pesa 700 kilos, orbitará alrededor del Sol en un recorrido elíptico y alcanzará una velocidad de unos 200 kilómetros por segundo. Asimismo espera que descubra muchos de los misterios del Sol como, por ejemplo, por qué la corona, al contrario de lo esperado por las leyes de la física, está más caliente que la propia superficie solar. "Las imágenes inéditas que tomará a alta resolución nos ayudarán a comprender qué acelera el viento solar y las partículas energéticas, de modo de permitir previsiones cada vez más precisas de las tormentas solares y la meteorología espacial", subrayó. Los científicos llevan más de 60 años buscando respuestas pero hasta ahora no han podido llevar a cabo investigaciones porque no existía la ingeniería térmica necesaria.

En la aproximación más cercana al Sol, la parte frontal del escudo solar de Parker Solar Probe soportará temperaturas cercanas a los 1 377 grados Celsius.

La sonda forma parte del programa "Living With a Star" (viviendo con una estrella) de la NASA para explorar aspectos del sistema Sol-Tierra que afectan directamente a la vida en nuestro planeta. En lo relativo a la misión de la sonda Parker, el responsable de uno de los cinco instrumentos a bordo es Marco Velli, astrofísico en el Jet Propulsion Laboratory (JPL) de la NASA.

"La sonda solar viajará a una zona del espacio que no ha sido explorada nunca antes", dijo Parker cuando la agencia espacial bautizó la sonda con su nombre.

Acercarse al sol mientras está "en letargo" permite seguir mejor cómo cambian las regiones activas, las manchas solares y la emisión de partículas a medida que se avanza hacia el máximo del nuevo ciclo solar, explicó Mauro Messerotti, del Observatorio de Trieste del Instituto Nacional de Astrofísica (INAF). "Siempre las hay", añadió. A sus 91 años confía en que los resultados de Parker Solar Probe ayuden a resolver este y otros misterios de nuestra estrella. Lo llamó cascada de viento solar energético y describió un completo y complejo sistema de plasmas, campos magnéticos y partículas energéticas que constituyen este fenómeno.

Esta desafío en el sol entre las dos sondas está alimentado también por la contribución italiana.