Apostasía: cómo se hace el trámite para renunciar a la Iglesia Católica

Apostasía: cómo se hace el trámite para renunciar a la Iglesia Católica

¿Por qué apostatar? El Estado aporta 20 mil millones de pesos al año a la Iglesia, en proporción a sus fieles bautizados.

Mientras que en el Senado argentino se discutía la despenalización del aborto, miles de argentinos se organizaron para realizar una Apostasía Colectiva (la renuncia a pertenecer a la Iglesia Católica).

En el Congreso, durante el debate por el aborto legal, seguro y gratuito, la Coalición Argentina por un Estado Laico instaló carpas para fomentar la campaña "No en mi nombre". Hay que enviar una carta, informando la decisión de dejar de pertenecer a la Iglesia Católica y solicitando que se modifiquen los registros donde la persona aparece como miembro de esa religión. La carta no debería tener demasiadas justificaciones dado que la decisión de dejar de pertenecer a la institución es íntima y no es necesario dar explicaciones de ello.

Es importante que la carta contenga datos del bautismo, como la parroquia y la fecha aproximada. En caso de desconocerlo, la web cuenta con un listado de diócesis y arquidiócesis de todo el país. Si se envía por correo es mejor hacerlo al menos certificada, y si se entrega en persona conviene llevar una copia para que sea sellada a modo de acuse de recibo. La carta debe recibir una respuesta favorable en un lapso de cinco días.