Abusó y embarazó a una de sus hijas

Abusó y embarazó a una de sus hijas

Así, regresó a Plaza Huincul, y cuando su hija de 17 años (media hermana de la primera víctima) se enteró que estaba de vuelta, decidió acercarse a él para restablecer el vínculo que había quedado trunco hacía años. El martes en una audiencia de control admitió responsabilidad para evitar ir a juicio, por lo que podría recibir una pena de alrededor de 15 años.

La magistrada homologó el acuerdo presentado y declaró penalmente responsable al hombre por el delito de abuso sexual con acceso carnal agravado por el vínculo en calidad de autor (artículos 119 cuarto párrafo inciso b y 45 del Código Penal). Hoy permanece detenido con prisión preventiva. La reciente experiencia con la reincidencia del abusador de la meseta, Agripino Rubio, ya había dejado un antecedente más que importante, y ahora se suma otro más. Según publica el diario LMN, en 2012 el violador, cuyo nombre no trascendió para cuidar la intimidad de sus hijas, abusó a una de ellas cuando tenía 16 años. Ante la denuncia de la familia de la joven, el acusado fue detenido y luego condenado a 8 años de prisión.

Tras el ataque la adolescente descubrió que estaba embarazada, aunque recién hace unos meses sufrió un aborto espontáneo y perdió el embarazo. Durante el transcurso de la pena, tuvo un comportamiento casi calcado al del resto de los agresores sexuales que están tras las rejas. Fue así que, al cumplir los dos tercios de la pena, solicitó la libertad condicional y los informes del gabinete psicológico lo debieron favorecer para obtener dicho beneficio, porque a mediados de 2017 salió en libertad y volvió a su casa en Plaza Huincul. Gozó de buena conducta y evitó mantener contacto fluido con otros presos.

El hecho es investigado por la Fiscalía de Cutral Co.

La chica fue quien se acercó a él, por una cuestión de identidad.

Producto de ese abuso, la chica quedó embarazada y a principios de este año sufrió un aborto espontáneo que la ayudó, junto con el apoyo de su mamá, a poder develar el episodio sufrido.

En las últimas horas, el fiscal del caso Gastón Liotard, la defensora de los derechos del Niño y el Adolescente y el abogado del acusado llegaron a un acuerdo, en el que el sujeto se declaró penalmente responsable.