La inflación en Estados Unidos crece al mayor ritmo interanual desde 2012

La inflación en Estados Unidos crece al mayor ritmo interanual desde 2012

En España, el IPC aumentó un 0,3% en junio en relación al mes anterior, y elevó dos décimas su tasa interanual, hasta el 2,3%, su nivel más alto desde abril de 2017 (2,6%).

Por su parte, la inflación subyacente (índice general sin alimentos no elaborados ni productos energéticos) bajó una décima hasta el 1,0% interanual.

De hecho, con el crecimiento registrado en junio, el IPC en Estados Unidos ha subido por tercer mes consecutivo, aunque los salarios no han registrado el aumento previsto.

En concreto, el grupo de alimentos ha incrementado sus precios un 0,5 por ciento por el encarecimiento de las frutas, en tanto que el grupo de ocio y cultura ha elevado un 0,9 por ciento sus precios en el mes de junio por el encarecimiento de los paquetes turísticos.

Respecto a hace un año, los precios solo descendieron en el grupo de medicinas, un -0,3%; y aumentaron, sobre todo, en los de transportes, un 6,1%; y bebidas alcohólicas y tabaco, un 2,8%.

Ante este panorama, UGT considera que la subida del Índice de Precios de Consumo (IPC) al 2,3 % en junio "pide a gritos" aumentar los sueldos, por lo que es "imprescindible" que se aplique el acuerdo de alza salarial, "que debe empezar a dar sus frutos cuanto antes".

El Índice de Precios del Consumo (IPC) ha experimentado un incremento del 0,3% durante el mes de junio, lo que sitúa la tasa interanual en el 2,3%, dos décimas por encima de la registrada en el mes anterior, cuando fue sel 2,1%, según los datos oficiales ofrecidos este viernes por el Instituto Nacional del Estadística (INE). Una vez más, relacionada con el aumento de los costes del gasóleo para calefacción, que disminuyeron en 2017; y de la electricidad, cuyos precios aumentaron en junio del año pasado.

Los hoteles, cafés y restaurantes afectaron al alza por el aumento de precios de los servicios de alojamiento y, en menor intensidad, de la restauración; mientras que a la baja de la inflación tiró el vestido y el calzado, por el inicio del periodo de rebajas de la temporada primavera-verano. Por contra, las tasas mensuales más bajas se dieron en Andalucía, Aragón, Madrid y País Vasco, todas ellas con el 0,2%.

Los precios no dan respiro, aunque subieron menos que en los meses de abril y mayo.

Respecto a mayo, la mayor variación es la experimentada en la hostelería (2 por ciento), pero el resto de incrementos son menores al 1 por ciento.

Por debajo de esas medias se sitúan Burgos y Segovia que con un 2,3 por ciento igualan la media nacional y Valladolid y Zamora, las menos inflacionistas con un 2,2 por ciento en ambos casos.

La tasa del IPC aumenta en todas las comunidades autónomas en junio respecto a mayo.