¿Qué hay en el bolsillo de Zlatko Dalic? - Cielosports

¿Qué hay en el bolsillo de Zlatko Dalic? - Cielosports

El mayor dolor de cabeza para Dalic -quien pese a su habitual frialdad no pudo contener las lágrimas tras los emocionantes penales que les dieron el pase a la semifinal frente a Rusia- son sobre el estado del zaguero del Atlético de Madrid Sime Vrsaljko, quien tuvo que ser sustituido el sábado debido a un problema en la rodilla.

El seleccionador croata, Zlatko Dalic, trasladó, en la antesala de la segunda semifinal del Mundial de Rusia, toda la presión al bando inglés al afirmar que lo único que pedirá a sus jugadores es que "disfruten del partido", con el convencimiento de que "todo es posible". Este domingo, 15 de julio, el estadio de Luzhniki encumbrará al nuevo campeón del mundo y en el bando croata confían en ver premiada la magia de su ´10´ y la entrega de su ´7´.

"Puedo estar muy contento con todo lo que estoy viviendo, pero sin una fe de alta calidad y una buena motivación sería muy difícil de lograrlo", comentó a la misma emisión.

"La fe me da fuerza, siempre tengo un rosario en el bolsillo y rezo antes del juego".

Destacó que "lo positivo en la vida siempre trae satisfacción, felicidad, un resultado".

La selección de Croacia se enfrentará el miércoles 11 de julio a Inglaterra por el pase a la gran final. "Estamos preparados para jugar el mejor partido del torneo en la final", dijo el técnico bosnio en la rueda de prensa posterior al choque ante la selección de Inglaterra, a la que batieron en la prórroga por 2-1 para acceder por primera vez a la final de un Campeonato del Mundo.

En el año 2000 culminó su carrera como futbolista profesional y empezó a dirigir diversos equipos croatas. Un puñado de meses después, tendrá la posibilidad de inmortalizar su nombre en las páginas de la historia del fútbol. Comenzó a trabajar en 2005 en el club del retiro y, tras sumar experiencia en Albania, Arabia Saudita y Emiratos Árabes, en 2017 le llegó la oportunidad de su vida y no la desaprovechó. El técnico croata no quiso hablar de revancha con los franceses y sí la necesidad de jugar mejor.