La ministra Ribera asegura que el diésel "tiene los días contados"

La ministra Ribera asegura que el diésel

Ha indicado que para que España pueda cumplir con los objetivos de cambio climático que ha marcado la UE tiene que haber una "alta penetración de renovables", para lo que el país tiene un "potencial inmenso", y cerrar progresivamente las centrales más contaminantes, pero "sin que se produzcan traumas".

El esquema de la nueva norma deberá incluir, según la ministra, una reducción de emisiones en el año 2030 un 30 % respecto a 1990 y reducir la emisión de gases de efecto invernadero un 90 % en 2050.

La Ley de Cambio Climático y Transición Energética -informa el Gobierno- deberá fijar "objetivos claros y ambiciosos de reducción de emisiones; marcar sendas de descarbonización a largo plazo; impulsar la publicación de informes periódicos del Banco de España sobre los riesgos y fortalezas de la economía frente al cambio climático, y exigir a las empresas cotizadas la evaluación de riesgo climático y de carbono".

Ribera anunció que la LCCTYE recogerá un plan para la transición justa que incluya a trabajadores de sectores particularmente afectados por la transición baja en carbono o que sufran de manera especial los impactos sobre el cambio climático.

La transición ecológica que propone el nuevo equipo ministerial apuesta por "desplazar el modelo centralizado del sistema energético, basado en la oferta, hacia uno descentralizado, basado en la gestión de la demanda; todo ello, con el fin de descarbonizar la economía desde una amplia participación e implicación de la sociedad, para colocar al ciudadano en el centro del modelo".

Asimismo, considera imprescindible reformar la regulación del autoconsumo; apostar por la movilidad sostenible a partir del uso del transporte público y del vehículo eléctrico, y acometer cambios reales en el modelo productivo y energético hacia uno sostenible. "Hay que pensar bien la ciudad y trabajar conjuntamente con sus actores públicos", ha apuntado.

Durante su exposición ante los grupos parlamentarios, Ribera ha criticado duramente la política en materia de agua realizada por el anterior Gobierno y ha valorado que "no son de recibo para un nivel de desarrollo de España los deficientes y preocupantes" niveles de depuración de aguas residuales en el país, donde "ha costado 20 años entender la Directiva marco del agua".

En esta línea de impulso a la protección natural, Ribera confía también en poder remitir al Congreso de los Diputados "antes de final de año" los proyectos de Ley correspondientes para declarar un Parque Nacional en el Mar de las Calmas en la isla de El Hierro; la ampliación del Parque Nacional de Cabrera en Baleares y la designación del Parque Nacional de la Sierra de las Nieves en Málaga.

Ribera calificó de "especialmente amenazados" a los ecosistemas marinos, con necesidades de intervención inmediata e hizo especial referencia a la amenaza que supone la contaminación por plástico.

Por ello, el Gobierno elaborará un Plan Nacional de Depuración, Saneamiento, Eficiencia, Ahorro y Reutilización, que haga "absolutamente transparentes" todos los escenarios de gestión.