Dos atentados terroristas dejan 132 muertos en Paquistán

Dos atentados terroristas dejan 132 muertos en Paquistán

De acuerdo con fuentes citadas por el diario local 'Dawn', el atentado iba específicamente dirigido contra la comitiva de Siraj Raisani, candidato del partido Balochistan Awami (BAP).

Al menos 70 personas fallecieron y más de 100 resultaron heridas en una atentado suicida ocurrido este viernes durante un acto electoral en un mercado, en el oeste de Pakistán, a menos de dos semanas de la celebración de elecciones generales en el país asiático.

La fuente recordó que un hijo del político también murió en un atentado terrorista en 2011.

En uno de los atentados más sangrientos en años, un atacante suicida que hizo detonar una bomba mató ayer a por lo menos 128 personas durante un acto electoral en el sudoeste de Paquistán, en medio de la creciente tensión por la detención del depuesto primer ministro Nawaz Sharif antes de las elecciones del 25 próximo.

El grupo yihadista Estado Islámico (EI) asumió la autoría del atentado suicida en el mitin electoral. El primero fue en la ciudad de Bannu, donde murieron cuatro personas y 39 terminaron heridas.

Ahí el ataque fue contra otro líder político, en este caso el dirigente del partido Jamiat Ulema Islam, Akram Khan Durrani.

En ese ataque, reivindicado por los talibanes paquistaníes, murió el conocido político Haroon Bilour.

Están llamados a votar 105 millones de ciudadanos, según datos de la Comisión Electoral.

Parte de los heridos fueron trasladados a varios hospitales en Quetta, la capital provincial, donde los servicios sanitarios activaron el "estado de emergencia" ante la masiva llegada de víctimas, declaró a Efe Muhammed Ramzan, portavoz de la Policía.

En un escueto comunicado difundido por la agencia AMAQ, afín a EI, y cuya autenticidad no pudo ser verificada, la organización jihadista informó de "un ataque de martirio con un cinturón de explosivos durante un mitin electoral en la zona de Darengarh, en el distrito de Mastung, provincia de Baluchistán".

La violencia se redujo en el país durante 2017 con 1260 muertos por terrorismo -540 de ellos civiles, 208 miembros de las fuerzas de seguridad y 512 supuestos terroristas-, la cifra más baja en una década, según el portal de Terrorismo del Sur de Asia, que estudia la violencia en la región.