"Difícilmente se podrá instrumentar el ajuste en un contexto de recesión" — Cornejo

Aunque en el tema trabajaron desde el viernes, vía telefónica, el jefe de Gabinete Marcos Peña, el ministro del Interior Rogelio Frigerio y el titular de la Cámara de Diputados Emilio Monzó, será abordado en profundidad este martes en Casa Rosada.

Asimismo, advirtió que las rimbombantes declaraciones de la conductora de la Coalición Cívica "de alguna manera pone en una situación tensa la alianza, genera desequilibrio que no tendría que estar y mucho menos en este momento que existe una crisis" y criticó que "no ayuda a dividir el frente interno de Cambiemos, no ayuda para nada".

También, los radicales expresaron su enojo por las chicanas de Carrió, a lo cual, el jefe de Gabinete les explicó que había conversado en privado con la diputada y dijo que "hay que tener cuidado de no herir susceptibilidades, de decir cosas que pueden ser chistes que pueden herir; Cambiemos es la principal fuente de esperanza en los argentinos y hay que cuidarla".

Es que la invitación a la cena en Olivos por parte de Macri llegó como un gesto de distensión de parte del gobierno después de los cortocircuitos del fin de semana. La UCR difundió un comunicado en donde le pidieron "seriedad" y que "respete a los socios de la coalición de Gobierno que ella pretende destruir", al tiempo que señaló que "hoy a Cambiemos le aporta menos que las propinas que deja". "Lilita" dobló la apuesta: abundó en que había sido "una vieja broma" de "hace 20 años" y le enrostró a Cornejo la "época" en la que "estaba en el kirchnerismo". De parte del Gobierno estuvieron presentes Peña y Frigerio, aunque más tarde se sumó Dujovne, que arribó a Balcarce 50 con varios papeles bajo el brazo.

Y avanzaron en las discusiones por el traspaso de subsidios de energía y transporte a la ciudad y la provincia de Buenos Aires. Este miércoles, los ministros de Economía de los 3 distritos distritos que controla el radicalismo se reunirían para afinar números con Dujovne y Frigerio.

En tanto, los radicales se quejarán ante Macri por el trato desigual que reciben de Macri en comparación con la postura más amigable que el gobierno tiene con Carrió. Algo de calma tras las palabras de Carrió y la "tormenta" que el propio Macri dijo que atravesaba en el acto del lunes en Tucumán, por el aniversario de la Independencia.