Pierde el control, mata a su familia y luego incendia el departamento

Pierde el control, mata a su familia y luego incendia el departamento

El marido, de 32 años, tenía cortes en las muñecas, y ni el niño ni la mujer, de 36, registraban "restos de golpes que puedan explicar la muerte".

Una llamada de los vecinos a los bomberos pasadas las 6,30 horas de este martes puso en alerta a las autoridades, que pudieron constatar que el humo salía abundantemente por esta vivienda ubicada en el primer piso de un edificio de cuatro plantas.

Las víctimas españolas son una mujer y su hijo menor, ambos españoles registrados en el consulado de Pau; el padre de la mujer y la pareja de éste. Al entrar, los efectivos han encontrado un sofá en llamas y cinco cadáveres.

Un hombre, de nacionalidad española, ha provocado un incendio en una casa de Pau, al suroeste de Francia, en el que han muerto cuatro personas, entre ellas un niño.

Fuentes de la investigación han hecho saber a la Agencia France-Presse que todo hace indicar que es un drama familiar.

Ante este trágico suceso, el Ayuntamiento ha mostrado su "más profundo pesar" y expresa sus condolencias a familiares y amigos de J.M.R., de 65 años, y su pareja sentimental, de M.M.P., de 36 años, y al hijo de ésta, de apenas dos años.

El padre del niño y supuesto agresor, según un conocido de la familia, había sido denunciado por su mujer por violencia de género, según informa Efe.

Manuela Morales Pérez trabajaba como profesora de español en el colegio La Hourquie de la localidad cercana de Morlàas y el próximo curso había sido destinada a un establecimiento docente de Poitiers. El fuego fue "controlado rápidamente", según los bomberos, que fueron avisados por una persona "que no pudo abrir la puerta del apartamento en el que se produjo el incendio y que estaba preocupada porque vio sangre corriendo por el borde de una de las ventanas de la vivienda", manifestó Jean-Paul Brin, teniente de alcalde de Pau, a France Presse. "Hay signos de violencia", ha confirmado una fuente de la investigación a la cadena francesa. "Todo hace pensar que estamos ante un drama familiar", ha indicado. Los investigadores de la policía judicial tratan de identificar a las víctimas.

Fuentes del consulado español en Pau declararon a Efe que ya han trasladado al Ministerio de Exteriores y a la Dirección General de Comunicación e Información Diplomática los datos facilitados por la Fiscalía y la comisaría, que no quisieron precisar.