Con protestas y un ambiente hostil reciben a Donald Trump en Londres

Con protestas y un ambiente hostil reciben a Donald Trump en Londres

Durante su estadía se encontrará con la Reina, sostendrá conversaciones con la primera ministra Theresa May y se reunirá con líderes empresariales.

El presidente y su esposa, Melania, asistirán este jueves a una cena de gala con empresarios en el palacio de Blenheim, una casa de campo cerca de Oxford en la que, en 1874, nació Winston Churchill, primer ministro durante la Segunda Guerra Mundial.

Así, la reunión de mañana se producirá en Chequers, al sureste, mientras que la reina Isabel II le recibirá para tomar el té en el castillo de Windsor, para evitar el céntrico palacio de Buckingham.

Pero, no obstante la bienvenida de May, muchos británicos se oponen a la visita de Trump. Según una encuesta de YouGov del miércoles, el 77 por ciento de los encuestados tenían una opinión desfavorable del presidente y solo el 50 por ciento consideró que su visita debería seguir adelante.

El presidente de Estados Unidos se permite una injerencia sin precedentes en los asuntos internos del Reino Unido y torpedea el argumento central de la estrategia de May, que el jueves presentó su plan en detalle.

"Cuando dejemos la Unión Europea empezaremos a trazar una nueva dirección para el Reino Unido en el mundo, y nuestras alianzas mundiales serán más fuertes que nunca", dijo May sobre el viaje.

Después de que el Gobierno británico remitiera a Bruselas el Libro Blanco del "brexit", que ha costado la dimisión de dos de sus principales ministros, Trump respaldó a Boris Johnson, extitular de Exteriores, que dimitió por entender que el Reino Unido quedaba sometido a la UE si admitía sus planes.

"Se planean numerosas manifestaciones del 12 al 14 de julio de 2018 en torno a la visita del Presidente de los Estados Unidos al Reino Unido", se indica.

"Si aprueban un acuerdo como ese, estaríamos tratando con la Unión Europea en lugar de con el Reino Unido, y eso puede matar probablemente el acuerdo", afirma Trump.

Un globo gigante representando a Donald Trump como un bebé en pañales flotará en el cielo de Londres durante su visita, después de que el alcalde, Sadiq Khan, que protagonizó varios cruces en las redes sociales con el magnate, diese su permiso.

"Pero tener una relación especial significa que esperamos los más altos estándares el uno del otro, y también significa hablar cuando creemos que los valores que apreciamos están bajo amenaza", dijo.

Una de las protestas que más llama la atención es un gigantesco globo denominado "Bebé Trump". "Haremos una gran manifestación nacional contra su política sexista, racista, bélica, de odio y de negación del cambio climático", dijeron los organizadores.