EU abandona Consejo de Derechos Humanos de la ONU

EU abandona Consejo de Derechos Humanos de la ONU

"Hubiera habría preferido que Estados Unidos permaneciese en el Consejo de Derechos Humanos".

"La arquitectura de Derechos Humanos de la ONU juega un papel muy importante en la promoción y protección de los derechos humanos en todo el mundo", dijo en un comunicado.

"Nuestro compromiso no nos permite seguir siendo parte de una organización hipócrita", dijo Nikky Haley, embajadora estadounidense ante la ONU.

El secretario general de la ONU, António Guterres. "Los regímenes más inhumanos continúan escapando al escrutinio", expresó.

Por su parte, Pompeo también criticó al Consejo de Derechos Humanos de Naciones Unidas para justificar la decisión de Trump.

"No dudamos que su creación fue con buena fe, pero tenemos que ser honestos: el Consejo de Derechos Humanos de la ONU es un pobre defensor de los derechos humanos", dijo en una conferencia de prensa el secretario de Estado estadunidense, Mike Pompeo.

De formalizarse el anuncio, será la primera vez desde la formación del órgano en 2006, que en la que uno de sus miembros decide retirarse de forma voluntaria.

EU había salido ya de la Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura (UNESCO), el acuerdo nuclear con Irán y el acuerdo de París sobre el clima.

La Embajadora de Estados Unidos ante la ONU también exigió que se eliminara el punto 7 de su agenda, dado que aborda exclusivamente las violaciones de derechos humanos en Israel.

El anuncio se da en un momento en el que EE.UU.es criticado por sus políticas migratorias, que han separado a los menores de edad de sus padres inmigrantes en la frontera con México.

"Estados Unidos sigue evaluando nuestra membresía en el Consejo de Derechos Humanos".

La decisión se dio un año después de que el país amenazara con ausentarse del organismo debido a su descontento con las políticas que el Consejo ha tomado en contra de Israel y la participación de países como Cuba, China, República del Congo y Venezuela, que EE.UU. califica como naciones en las que se están violando los derechos.

El alto comisionado del organismo, Zeid Ra'ad al Hussein, instó a EEUU a "cesar inmediatamente" la separación forzosa de niños migrantes de sus padres.