FAO destaca reducción trabajo infantil peligroso en la región

FAO destaca reducción trabajo infantil peligroso en la región

Con este fin se desarrollan distintas actividades y por el cual, este martes 12 se realizara en la plaza 25 de mayo una Jornada de sensibilización y concientización para toda la población, organizada por la Comisión Provincial para la Erradicación del Trabajo Infantil (COPRETI), junto a otros actores involucrados en esta temática, realizan la entrega de folletería, la proyección de material audiovisual, entre otras actividades. Por ejemplo en las Administraciones Zonales de La Mariscal, Eloy Alfaro, Centro Histórico y Centro Norte de Quito, actualmente se observa un incremento de trabajo infantil y mendicidad, así como en los valles de Cumbaya y Tumbaco.

La entidad está ubicada en el quinto lugar en el país (8.3 por ciento) en la tasa de quehaceres domésticos realizados por menores de edad en condiciones no adecuadas.

Campbell y el ministro de Trabajo, Steven Núñez, firmaron un decreto en el que se declara de interés público el plan nacional "Hoja de ruta para hacer de Costa Rica un país libre de trabajo infantil y sus peores formas".

De esta manera, a través de la Comisión Intersecretarial para la Prevención y Erradicación del Trabajo Infantil (CITI), que encabeza la regidora María Juana Gabriela Báez Alarcón, se supervisa que las dependencias y organismos ejecuten acciones que mejoren la vida de los trabajadores del Ayuntamiento, sus familias y los ciudadanos.

El mensaje que se busca transmitir en este día va destinado principalmente a los padres quienes autorizan el trabajo de menores vulnerando los derechos del niño y privándolos de momentos de diversión y alegrías.

Durante 2017, la tasa de trabajo infantil fue más alta en las áreas menos urbanizadas (localidades menores de 100 mil habitantes) con 13.6 por ciento a diferencia de las áreas más urbanizadas (localidades de 100 mil y más habitantes), donde el trabajo infantil alcanzó al 7.6 por ciento de la población de 5 a 17 años de edad.

Estos datos estadísticos de 2016, también identificaron que 154.000 niñas, niños y adolescentes realizan trabajos o actividades laborales peligrosas.

La mayoría de los menores de edad que trabajan (58 por ciento), lo hacen para un familiar, y el resto para un empleador que no lo es (37.5 por ciento).

Para erradicar el trabajo infantil es fundamental la permanente información y concientización de todos, dentro de espacios educativos y dentro de las mismas empresas, para aprovechar su potencial transformador y modificar prácticas culturales arraigadas, para crear un futuro que garantice igualdad y estabilidad en los años más importantes de la formación de nuestras futuras generaciones.