Mueren 10 disidentes de FARC en bombardeo en Colombia

Mueren 10 disidentes de FARC en bombardeo en Colombia

Se trató de una operación que incluyó un bombardeo de la Fuerza Aérea Colombiana, en el que participaron 14 aeronaves, y que tenía como objetivo un campamento en la vereda Alto de Citacá, en el que se había identificado la presencia de cerca de 23 miembros de las disidencias de los Frentes 1, 10 y 45, comandados por alias Iván Mordisco.

Los combates se produjeron en una zona rural del municipio de Fortul, cuando la cifra de disidentes muertos era de diez, todavía se registraban intercambios de disparos.

El grupo atacado está al mando de Alex Rendón, conocido como "Burro", quien podría estar entre los fallecidos, aseguró en tanto el ministro de Defensa, Luis Carlos Villegas, a periodistas. "Hemos pasado la docena de fusiles y numerosa munición, explosivos y un material de inteligencia de gran importancia", manifestó el ministro este miércoles en las horas de la tarde.

Según el reporte oficial, el GAO, que hacía parte de las desmovilizadas Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC), atacó en meses pasados a los empleados del hospital de Saravena.

El gobierno de Juan Manuel Santos autorizó a finales de 2017 los bombardeos contra las disidencias.

A través de esta presunta alianza, ambos buscan controlar el narcotráfico en los departamentos de Arauca, Boyacá y Casanare, así como coordinar "actividades extorsivas, tráfico de armas y articulación de planes terroristas", indicó el boletín.

Sin un mando unificado, los disidentes cuentan con unos mil 200 combatientes y operan en apartados puntos de Colombia donde controlan el narcotráfico o la minería ilegal.

Colombia, principal productor de cocaína del mundo, vive un conflicto armado que en medio siglo ha dejado unos ocho millones de víctimas entre desaparecidos, muertos y desplazados.