Mike Pompeo informa a China sobre cumbre Kim-Trump

Mike Pompeo informa a China sobre cumbre Kim-Trump

Es evidente que el proceso de deshielo con Corea del Norte es un asunto en el que están implicados varios países, como pone de manifiesto el viaje de Pompeo a Corea del Sur y China.

Trump, de hecho, agradeció en la víspera al presidente surcoreano- considerado el impulsor de este proceso- su "duro trabajo" y le llamó a las pocas horas de terminarse la cumbre de Singapur.

El gobierno estadounidense impuso en febrero pasado el "mayor conjunto de sanciones contra Corea del Norte" que afectan a 56 entidades relacionadas con el comercio y traslado de mercancías, medidas que se añadieron a sanciones previamente establecidas.

Luego el reportaje muestra imágenes del primer apretón de manos entre Kim y Trump, con un fondo de banderas de ambos países.

El presidente dijo que él y Kim "se llevaron muy bien" desde "el comienzo" de la cumbre. Reunirme con Kim Jong Un fue un experiencia interesante y muy positiva.

La cumbre del martes, la primera entre un dirigente norcoreano y un presidente estadounidense en ejercicio, tuvo un gran impacto mediático, pero sus resultados tangibles, en particular sobre la desnuclearización de Corea del Norte, aún generaban interrogantes.

Las informaciones también destacaron el abrupto y sorprendente anuncio realizado por Trump tras las cumbre en el que aseguró que se cancelarán las maniobras militares anuales que realizan Corea del Sur y EEUU en lo que supondría gesto de buena voluntad hacia Corea del Norte, que los suele denunciar como un ensayo para invadir su territorio. El presidente (Barack) Obama decía que Corea del Norte era nuestro más grande y peligroso problema.

- Una alianza "más fuerte que nunca" - Pero pese al optimismo de Trump, los expertos en el tema de Corea del Norte siguen preocupados de que Kim no entregó garantías específicas en la cumbre, que si le sirvió como una plataforma de publicidad. Para convencer a Norcorea de que renuncie a su arsenal nuclear, Trump se comprometió en el documento a dar "garantías de seguridad" al régimen. "Corea del Norte es una amenaza real y actual", afirmó Schiff.

"Mantendremos nuestra postura militar mientras no recibamos nuevas instrucciones del Departamento de Defensa o del Comando Indo-Pacífico", precisó un portavoz del comando de las fuerzas estadounidenses en Corea del Sur.

La reunión habría sido impensable el año pasado cuando las tensiones aumentaron vertiginosamente en la región sobre los programas nucleares y de misiles de Corea del Norte mientras corría hacia el objetivo de desarrollar un misil de punta nuclear capaz de golpear a Estados Unidos.