El Central vuelve a intervenir para frenar la escalada del dólar

El Central vuelve a intervenir para frenar la escalada del dólar

El día anterior, el dólar promedio nacional había arrancado la semana con un fuerte crecimiento de 49 centavos y había marcado un nuevo récord de $26,44.

El peso argentino lideró los avances entre las monedas de mercados emergentes este martes, luego que el Banco Central inyectara este martes cerca de US$500 millones para contener la depreciación de la divisa. En tanto, el Gobierno anunció que venderá hasta U$S 7.500 millones al mercado financiero de los recursos provenientes del acuerdo con el FMI para apoyo presupuestario.

El BCRA salió a intervenir después de la disparada del lunes, cuando la divisa terminó en $ 26,44. y logró revertir la suba. La había fijado el 14 de mayo. Pero el viernes quitó esa oferta del mercado.

En una jornada volátil, y pese a la intervención del Banco Central, el dólar escaló 30 centavos y cerró a $ 26,38 para la venta y $ 25,71 para la compra, según el relevamiento que hace la entidad. Es que una de las pautas fijadas por el Fondo es dejar flotar al dólar libremente, es decir que el precio se establezca por el juego de la oferta y la demanda.

Sin embargo, Sturzenegger había deslizado que esa decisión podía ser flexible, según la marcha del mercado. Además, la FED subió también su tasa de interés. "Ayer no intervino el Banco Nación y tampoco el Banco Central. Esto tiene un impacto directo sobre precios", señaló esta mañana David Cufré, periodista económico y columnista del programa radial de Gustavo Sylvestre.

Al mediodía, la cotización oficial del dólar había llegado a bajar a $26,15.

Al tiempo que el Gobierno hacía pública su iniciativa de vender "hasta 7.500 millones de dólares" del préstamo para "apoyo presupuestario", la directora gerente del FMI, Christine Lagarde, aplaudía en Washington los "ambiciosos objetivos fiscales" y "metas de inflación realistas" del plan de Argentina para solicitar el rescate.

El Central argentino determinó mantener estable la tasa referencial en 40%, ante presiones inflacionarias y luego de que el mercado local experimentara fuertes turbulencias cambiarias.