Vidal anunció baja de la mortalidad infantil en la Provincia

Vidal anunció baja de la mortalidad infantil en la Provincia

La gobernadora sostuvo que "fortalecimos centros de atención primaria, para detectar si hay partos de riesgos o no; garantizamos que las maternidades y neonatologías estén bien distribuidas en la provincia; y tambié trabajamos desde el sistema de políticas sociales".

Desde la casa de Gobierno de la provincia de Buenos Aires, en La Plata, la gobernadora María Eugenia Vidal realizará esta mañana una presentación en la que se informará una baja en los niveles de mortalidad infantil y materna.

Sobre la distribución de medicamentos oncológicos, que también ha generado polémica en distintos puntos de la Provincia por atrasos en la obra social de Ioma, Vidal planteó que "ahora cada director tiene la partida necesitamos para comprar los medicamentos en los hospitales".

"Hay una mortalidad infantil que se da en el primer año de vida, después del momento del nacimiento, esos niños mueren por falta de condiciones sanitarias y sociales adecuadas", remarcó Vidal. De 9.9 a 9.5. y de 3.4 a 2.8 respectivamente.

Como explicaron ayer las autoridades del ministerio de Salud provincial, estas reducciones estarían directamente relacionadas con las acciones de cuidado de las madres mientras cursan su embarazo así como también a la atención de los recién nacidos por parte de los equipos de neonatología. "En el caso de las madres, son 20 madres que pudimos salvar", comentó.

"Cuando uno piensa el punto de partida, piensa en los 4 hospitales con riesgo de demolición que encontramos, un sistema de salud sin ambulancias, sin medicamentos, sin sistema de emergencia". La Gobernadora destacó el hecho de haber puesto en valor "la mitad de las guardias de los hospitales públicos", indicando que se concluirá con las restantes hacia fines de 2019. "Sin ambulancias sin sistemas de emergencia", señaló.

En cuanto a la tasa de mortalidad materna (cantidad de mujeres fallecidas durante el parto o los 42 días posteriores cada 10.000 nacidos vivos), el análisis de la situación precisa que descendió de 3,4 en 2016 a 2,8 en 2017, "siguiendo la tendencia descendente e igualando el menor número en la provincia", que fue en 2013.

A la vez, en 2017 se contabilizaron en los registros oficiales 93 muertes maternas, 20 menos que en 2016, cuando habían ocurrido 73 defunciones. Su ministro de Salud, Andrés Scarsi, en diálogo con DIB atribuyó el descenso a "la estrategia que estamos llevando adelante" que consiste en "ordenar la demanda de las pacientes embarazadas orientándolas y derivándolas a los hospitales que corresponda según su grado de complejidad".