Corea del Norte amenaza con cancelar la cumbre con EE.UU

Corea del Norte amenaza con cancelar la cumbre con EE.UU

Cualquier cancelación de la cumbre del 12 de junio en Singapur, la primera reunión entre un presidente estadunidense en funciones y un líder norcoreano, sería un golpe para los esfuerzos de Trump por alcanzar el mayor logro diplomático de su mandato.

Además, las autoridades de Pyogyang cancelaron una reunión con altos funcionarios de Corea del Sur prevista para hoy miércoles, debido a las mencionadas maniobras que se prolongarán durante dos semanas.

"Este ejercicio, dirigido contra nosotros, que se está llevando a cabo en Corea del Sur, es un desafío flagrante a la Declaración de Panmunjom y una provocación militar intencional que va en contra del desarrollo político positivo en la Península Coreana", informó la agencia surcoreana Yonhap, citando a su equivalente norcoreana, KCNA.

Corea del Sur y Estados Unidos realizan regularmente ejercicios militares conjuntos que siempre han suscitado el rechazo del régimen de Pyongyang, que los considera como una amenaza y un ensayo para una eventual invasión del norte.

Corea del Norte ya ha empezado a desmantelar su centro de pruebas nucleares, el cual se comprometió a clausurar tras la cumbre intercoreana del pasado 27 de abril, según muestran fotos publicadas y analizadas hoy por la web especializada 38North.

En los ejercicios militares, que está previsto que comiencen el próximo día 18, participa un centenar de aviones, entre ellos ocho del tipo F-22, indetectable al radar, así como cazabombarderos F-15 y bombarderos estratégicos B-52.

De este modo, Pyongyang advierte a Washington de que si sigue escuchando a Bolton y a otros "pseudo patriotas" que insisten en la solución libia, "las perspectivas sobre la inminente cumbre Corea del Norte-EEUU y sobre las relaciones Corea del Norte-EEUU en general quedarán bien claras".

Corea del Norte puso en duda la histórica cumbre entre su líder Kim Jong Un y el presidente estadounidense Donald Trump prevista para el 12 de junio, a causa de las maniobras militares conjuntas de Washington y Seúl. Kim podría estar buscando que Trump aparezca como el responsable de arruinar las conversaciones, según los expertos.

Washington exige una "desnuclearización completa, verificable e irreversible (DCVI)" de Corea de Norte y afirma que la verificación es esencial.