Puebla es quinto lugar nacional en informalidad laboral: INEGI

Puebla es quinto lugar nacional en informalidad laboral: INEGI

- La informalidad laboral alcanzó durante el primer trimestre de 2018 al 71.5 por ciento - 401 mil - de la Población Económicamente Activa (PEA) del Estado, conformada en números cerrados por 562 mil personas, mientras que la ocupación en el sector informal cubrió al 41.2 por ciento - 231 mil 500 - de ese universo, informó este día el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI).

La población subocupada en el país, que es el segmento de ocupados que tienen la necesidad y disponibilidad de ofertar más tiempo de trabajo de lo que su ocupación actual les demanda, llegó a 3.6 millones de personas.

En el sector informal se encuentran ocupadas cerca de 2.6 millones de personas; es decir, 60 mil 731 más que lo reportado el año anterior, lo cual refleja un crecimiento de 2.4 por ciento.

De acuerdo con el Inegi, en el periodo de referencia estaban ocupados un millón 204 mil 279 hidalguenses.

Datos desestacionalizados muestran en la encuesta un incremento de 0.3 puntos porcentuales respecto al cuarto trimestre de 2017 en la Tasa de Ocupación en el Sector Informal 1. El sector terciario disminuyó ocho mil 213 personas.

Mientras que el 14.22 por ciento (387 mil 219) ganan de dos a tres salarios mínimos, es decir de 2 mil 650 a 3 mil 976 pesos quincenales, siendo el tercer grupo con mayor gente, seguido de aquellos que no dijeron no recibir ingresos, los cuales representan el 10.65 por ciento (290 mil 167) de la población trabajadora.

El empleo informal, o medición ampliada de informalidad, añade a la definición de trabajo informal las siguientes categorías: el trabajo no protegido en la actividad agropecuaria, el servicio doméstico remunerado de los hogares, así como los trabajadores subordinados que, aunque trabajan para unidades económicas formales, lo hacen bajo modalidades en las que se elude el registro ante la seguridad social.

La población desocupada es entendida como aquella que no trabajó al menos una hora durante la semana de referencia de la encuesta, pero manifestó su disposición para hacerlo e hizo alguna actividad por obtener empleo.