"Disidencias de las Farc están al servicio del Cartel de Sinaloa": Fiscalía

Santos señaló en la casa presidencial que Jefferson Chávez Toro -de 27 años y conocido con el alias de Cachi- operaba cerca de la región de Tumaco. "Era un objetivo de alto valor y se pagará una recompensa de 100 millones de pesos (unos 32 mil dólares)", precisó el mandatario.

La acción tuvo lugar en el barrio Perla del Sur de la ciudad de Pereira, en el departamento de Risaralda, al occidente de Colombia, y "los trabajos de investigación criminal permitieron seguirle los pasos a este cabecilla que, tras una diligencia de allanamiento, fue ubicado dentro de una vivienda de esa ciudad". La fiscalía lo solicita por narcotráfico y extorsión.

Cachi también estaba al tanto de liderar las actividades relacionadas con la producción y comercialización de estupefacientes en zona rural de Tumaco y en toda la frontera con Ecuador. "Para ello, contaba con 50 hombres bajo su mando", anotó el reporte oficial.

El fiscal general Néstor Humberto Martínez, se refirió a la posibilidad de que disidencias de la guerrilla de las Farc tengan nexos con el Cartel de Sinaloa de México, esto tras la captura de alias Cachi, cabecilla de dichas disidencias.