Holandeses se rebelan contra la donación de órganos por ley

Holandeses se rebelan contra la donación de órganos por ley

El Senado Holandés dio hoy su visto bueno a la ley, considerada "polémica", con 38 votos a favor y 36 en contra. En este último caso, sus familiares tendrán la última palabra respecto a la decisión de donar los órganos del individuo.

Estas son las cifras que publicó el Ministerio de Sanidad tan sólo 12 horas después de que una estrecha mayoría del Senado aprobara la polémica ley que convertirá de manera automática en donantes de órganos a todos sus ciudadanos de más de 18 años a partir del 1 de julio de 2020.

Aquellos ciudadanos que no muestren su rechazo en vida, y tras el envío de dos cartas de aviso para que aclaren su posición, se registrarán en el sistema bajo la etiqueta de "no objeción".

Todos los adultos recibirán varias veces una notificación oficial preguntando si quieren ser donantes de órganos.

En México, el Centro Nacional de Trasplantes (Cenatra), informa que según la Ley General de Salud, la donación y trasplante de órganos, tejidos y células consiste en el consentimiento tácito o expreso de la persona para que en vida o después de su muerte, su cuerpo o cualquiera de sus componentes se utilicen para trasplantes.

Sin embargo, si los parientes tienen "serias objeciones" y "problemas insuperables" con la donación de los órganos de su familiar, podrían oponerse a pesar de que el fallecido haya dado su permiso para ser donante.

Los donantes también pueden indicar si desean excluir ciertos órganos.

Holanda es uno de los países europeos donde menos donaciones se hacen, principalmente porque muchos fallecen sin dejar claro su deseo.

Desde la oposición, el Partido para la Libertad acusa que "el cuerpo de los holandeses no es propiedad del Estado, es suyo", por lo tanto esta ley atentaría contra dicha libertad.